Región

154 partes han sido cursados en la Región del BíoBío a conductores que no respetaron velocidad máxima urbana de 50 km/h

Autoridades de Ministerio de Transportes y Carabineros destacaron que la normativa entrega mayor seguridad a conductores, peatones y ciclistas.

 A un mes del debut de la norma que redujo el límite de velocidad urbana de 60 a 50 kilómetros por hora, en los primeros 15 días de aplicada la medida (entre el 4 y 19 de agosto), a nivel nacional, se cursaron 3.629 multas a los conductores que infringieron dicha disposición. De ellas, 154 corresponden a la Región del Biobío (103 multas en Ñuble; 40 en Concepción y 11 en Talcahuano).

Según proyecciones de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset), a partir de las infracciones informadas por Carabineros, se proyecta un total de cinco mil infracciones para el cierre del mes.

El balance fue entregado hoy en Santiago, por la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, junto al Secretario Ejecutivo de Conaset, Luis Alberto Stuven, y el coronel Enrique Monraz, de la Prefectura de Tránsito y Carreteras de Carabineros.

“El espíritu de esta ley no es infraccionar a los automovilistas, sino mejorar la seguridad de nuestras vías, logrando que todos sus usuarios, ya sean peatones, conductores o ciclistas, convivan en un espacio de sana armonía. Esperamos que las personas vayan internalizando esta nueva regla y la respeten pensando en el bienestar de todos”, indicó la Ministra Hutt.

En tanto, en nuestra zona, el Seremi de Transportes, Jaime Aravena, destacó que “la experiencia muestra que una disminución de 10 km/h en la velocidad promedio puede llevar a una reducción de hasta un 30% en accidentes con lesionados o fallecidos, además puede ser la diferencia entre la vida o la muerte”.

La autoridad además recordó que en la Región del Biobío, durante el año 2017, se registraron 11 mil 774 siniestros de tránsito, dejando como consecuencia a 225 fallecidos y 8.851 lesionados de distintas consideraciones. Del total de decesos, el 25% se debió a velocidad imprudente o la pérdida de control del vehículo, lo que corresponde a 57 fallecidos.

La Ministra de Transportes y Telecomunicaciones añadió que una herramienta que también ayudará a fortalecer la seguridad en las calles es el Centro Automatizado de Control de Infracciones, CATI, que el gobierno está impulsando en el Parlamento. “Se trata de cámaras que, junto con fiscalizar, funcionarán como disuasivos e incentivarán a las personas a reducir la velocidad en las esquinas más peligrosas”, concluyó.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: