Economía Nacional Pais

$50 mil al mes gasta en promedio uno de cuatro chilenos en medicamentos

Encuesta de la U. San Sebastián revela, además, que un tercio de los pacientes debe suspender su tratamiento, principalmente, por falta de dinero. Gobierno prepara indicaciones para mejorar acceso a los fármacos.

Uno de cada cuatro chilenos gasta más de $ 50 mil en medicamentos cada mes. Así lo revela una encuesta realizada por el Instituto de Políticas Públicas de la U. San Sebastián (Ipsuss), que advierte que esta suma bordea los $ 100 mil para el 5% de las personas y que, incluso, supera los $ 200 mil en el 3% de los casos.

La medición, realizada el mes pasado, arrojó que el 75% de los encuestados consume medicamentos. Además, un 28% admitió que ha debido suspender el tratamiento farmacológico, principalmente (65%) por falta de dinero para costearlo.

“Llama la atención la cantidad de dinero que gasta la gente en medicamentos, que es bien importante y coherente con los informes de la Ocde, respecto de que nuestro gasto de bolsillo es muy alto, y que el 38% del gasto de bolsillo es para medicamentos”, explicó el director del Ipsuss, Manuel José Irarrázaval.

Para Hernán Calderón, presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usarios (Conadecus), la situación se da por el “oligopolio que controla el mercado de medicamentos, que no permite que haya competencia”.

La encuesta, además, mostró que las personas que están en isapre gastan más en fármacos ($ 72.000) que los usuarios de Fonasa ($ 47.100). Al respecto, el presidente de la Asociación de Isapres, Rafael Caviedes, sostuvo que “no creo que las personas en isapres gasten más, sino que al tener mayor poder adquisitivo, tienen más facilidad para acceder a medicamentos”. Asimismo, indicó que las personas del seguro público “muchas veces no tienen satisfecha su necesidad (de medicamentos) y no cuentan con dinero para acceder a ellos de forma privada”.

Bioequivalencia

La encuesta también buscó indagar sobre la preferencia de fármacos bioequivalentes -productos copia que prueban mediante estudios que son equivalentes a los de marca- y su disponibilidad en el mercado. Al respecto, el 65% de los encuestados dijo solicitar estos productos en las farmacias; sin embargo, solo el 42% dijo encontrarlos disponibles.

Al respecto, Irarrázaval indicó que “si bien la cantidad de personas que pide bioequivalentes es alta, la respuesta de las farmacias es baja, lo que muestra un déficit grave en la implementación de las políticas públicas de salud en cuanto al acceso a medicamentos bioequivalentes”.

Stephan Jarpa, exdirector del Instituto de Salud Pública y actual director de la Agencia Regulatoria InHouse, destacó que las personas estén informadas sobre la bioequivalencia y soliciten estos productos. Añadió que, a la fecha, existen más de mil fármacos a la venta con esta certificación

Mientras, Calderón enfatizó en que esta política ha hecho que “los consumidores no tengan acceso medicamentos genéricos, porque los laboratorios prefieren acreditar bioequivalencia y no producir genéricos que son mas baratos”. Añadió que “falta una regulación estricta donde al menos los medicamentos esenciales tengan regulación de precio máximo de venta al público”.

Cabe señalar que las sumas que destinan los chilenos a costear fármacos llevaron a la Fiscalía Nacional Económica a anunciar un estudio del mercado de los medicamentos, donde se indagará en el impacto de la bioequivalencia, el funcionamiento de las farmacias, la información que se entrega a los usuarios desde los dependientes de estos recintos y el manejo de patentes desde los laboratorios.

Cambios a la norma

El gobierno anunció que presentará indicaciones a la Ley de Fármacos II, con miras a mejorar el acceso a los medicamentos. Entre las medidas, destaca que la receta se prescriba con el Denominador Común Internacional de un fármaco (o nombre genérico), lo que permitirá a los usuarios acceder a las alternativas de un mismo producto, con distintos precios y presentaciones.

Así también se buscará impulsar la venta de medicamentos en góndolas de supermercados e instaurar la obligación de que las farmacias informen al Minsal y a los usuarios los precios, mediante una plataforma digital. Se espera que estas indicaciones sean presentadas para ser incluidas en la discusión de la ley el martes 8 de mayo.

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: