Pais

71% de los chilenos cree que es necesario una nueva Constitución

Un 51% dice que es prioritario.

Entre las cuatro alternativas anunciadas por la Presidenta Bachelet como plataforma para discutir un proyecto de nueva Constitución -debate que debiese zanjar  el Parlamento que asuma el año 2018, según el cronograma del gobierno- es la alternativa de un plebiscito en que la ciudadanía defina el mecanismo el que concita más adhesión en la gente, según una encuesta de Cadem Plaza Pública.

De acuerdo al sondeo, un 5% se muestra partidario de una comisión bicameral de senadores y diputados; un 12% a favor de una asamblea constituyente y un 15% proclive a una convención mixta de parlamentarios y ciudadanos, mientras que un 62% afirma que lo mejor es convocar a un plebiscito (la cuarta opción mencionada por el gobierno) para que sea la gente la que decida entre las alternativas anteriores.

El estudio también evidencia una gran valoración por un cambio constitucional. Un 71% se mostró de acuerdo con que Chile necesita una nueva Carta Fundamental y un 51% inclusó consideró que la reforma es un tema muy o bastante prioritario para el país. Sólo un 26% dijo que el cambio resulta poco o nada prioritario.

Sin embargo, pese a la positiva percepción que un cambio de la Constitución genera en la ciudadanía, la encuesta de Cadem evidenció un gran desconocimiento de la carta fundamental y del debate público que se ha generado en el último tiempo. Según el sondeo, sólo un 25% declara haber leído la Constitución en los últimos 5 años y la mayoría (52%) dijo no haberse informado acerca de la cadena nacional donde la Mandataria anunció el martes pasado el cronocrama del proceso constituyente.

Con todo, en vísperas de que comience el plan de educación cívica y los diálogos ciudadanos que antecederán al envío del proyecto de cambio constitucional, el estudio de Cadem arroja  un significativo interés en participar del proceso. Un 50% dijo estar muy o bastante dispuesto a participar de los espacios definidos por el gobierno y sólo un 23% sostuvo tener poco o ningún interés.

Respecto de las expectativas sobre una nueva Constitución, un 58% dijo que permitiría superar problemas en educación, seguridad y salud, mientras que un 57% dijo que haría de Chile un país más justo y con menos desigualdades.

La advertencia de Allamand

El senador de RN, Andrés Allamand, advirtió ayer sus reparos a la forma con que el gobierno está enfrentando su compromiso de cambiar la actual Constitución.

“Voy a rechazar de plano el anunciado proyecto de ley de la Presidenta Bachelet que pretende establecer diversas alternativas de reforma a la Carta Fundamental, ya que es simplemente es una martingala para rebajar los actuales quórums de reforma”, afirmó el parlamentario.

Según Allamand, la actual Constitución, en su Capítulo XV, tiene claramente establecidas las normas para su reforma o incluso su reemplazo. “Y en consecuencia ese y no otro es el procedimiento que debe utilizarse para su modificación”.

“El gobierno pretende emborrachar la perdiz metiendo de lleno al país en  un  proceso que sólo va a generar mayor inestabilidad y que está diseñado mañosamente para que grupos radicalizados e ideologizados aprovechen recursos públicos para sus propósitos políticos y electorales”, agregó el parlamentario.

La aprensiones de Allamand se suman a las manifestadas por otros dirigentes de RN, e incluso de la DC, respecto de la falta de claridad sobre los contenidos que contendría el proyecto del gobierno para una nueva Constitución. Ambos partidos agendaron un encuentro para esta semana donde se sondeará la posibilidad de un acuerdo en materia constitucional.

Bachelet intensifica ronda dereuniones por cambio constitucional  

Durante las próximas semanas, la Presidenta Michelle Bachelet liderará una serie de reuniones de trabajo con distintas organizaciones para abordar el proceso de cambio a la Constitución anunciado  el martes a través de una cadena nacional.

Fuentes de Palacio explicaron a La Tercera que se utilizará un modelo similar al implementado por la Mandataria previo a la entrega del fallo de La Haya el 24 de septiembre pasado, cuando sostuvo una serie de reuniones con distintos sectores politicos como forma de dar una señal de unidad previa a la resolución. Así, en el gobierno se explicó que la cita que sostuvo la Mandataria con los presidentes todos los partidos políticos es solo el inicio de esta ronda y que, en lo inmediato, se espera que  esta semana Bachelet se reúna con los parlamentarios de las comisiones de Constitución de la Cámara de Diputados y del Senado.

Tras esto, la Presidenta enfocará sus encuentros con organizaciones y agrupaciones ligadas al mundo social. Estas podrán ser instituciones que estén relacionadas activamente con el tema constitucional, así como también entidades gremiales, sindicales y movimientos ciudadanos.

Se espera que en estos encuentros la jefa de Estado recoja las distintas visiones que existen respecto del proceso. La Mandataria también solicitará proponer nombres para el Consejo de Observadores Ciudadanos comprometido para garantizar la transparencia del proceso constituyente. Este grupo de personas estará integrado por representantes de distintos sectores, y tendrá como objetivo primordial supervisar el proceso durante todas sus etapas.

Una vez constituido este colectivo, el gobierno dará inicio al proceso de educación cívica, el que se extenderá hasta marzo de 2016. Antes de eso, el Ejecutivo realizará una campaña comunicacional de información, que se extenderá entre el 10 y 25 de noviembre.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: