Región

A peser del aumento a nivel nacional, Biobío reduce la cifra de familias viviendo en campamentos

En 2016 había 660 campamentos y un año después la cifra aumentó a 702, según la investigación de TECHO-Chile. La organización hace llamado urgente a todos los sectores a trabajar unidos en esta problemática, que tiene a miles de familias sin acceso a una vivienda digna y sin derechos básicos como agua, luz o alcantarillado.

Durante mayo y junio de este año, TECHO-Chile actualizó su Catastro Nacional de Campamentos y los resultados de esta actualización señalan que, a la fecha, existen 702 campamentos en los que viven 40.541 familias.

 Con el fin de reflejar la realidad dinámica de esta problemática, la organización determinó que al mismo tiempo que se cierran campamentos, otros nuevos emergen. De hecho, entre 2016 y 2017 se cerraron 45 campamentos, pero se abrieron 87 más.  A nivel país, por cada dos familias que salieron de campamentos, llegaron tres más a vivir en esta situación.

 Respecto a 2016, las regiones con mayor aumento en número de familias en campamentos son Tarapacá (+802), Antofagasta (+542) y Atacama (+515). Las regiones con más familias en campamentos son Valparaíso (10.072), Biobío (7.484) y Antofagasta (6.771).

 El Director Regional TECHO-Chile Biobío, Nicolás Villanueva ,hace un llamado a revisar la regulación del suelo urbano en la región.“Si bien el número de familias baja ligeramente en nuestra región, tenemos que estar muy atentos a la creación de nuevos campamentos. La especulación de los suelos urbanos no permite que las familias de los primeros quintiles puedan ingresar de buena forma al mercado inmobiliario, pues ya tenemos el antecedente de que los precios de los terrenos urbano ha crecido un 45% en los últimos seis años. Esto nos indica que vivir en campamento no es una opción, sino que se perfila como una necesidad, como una situación urgente”, señala Villanueva.

 Estos 702 campamentos se encuentran a lo largo del país entre las regiones de Arica y Coyhaique. Las familias que viven en estas condiciones no tienen acceso a una vivienda adecuada, además de no contar con acceso regular a al menos uno de los servicios básicos como agua, luz o alcantarillado.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: