Nacional Pais

Accidente en La Araucanía: Chofer ya había sido condenado por fatal atropello en 2010

El conductor del bus en el que viajaba una delegación municipal de Tirúa -que se volcó y dejó 11 fallecidos en Victoria- atropelló a tres personas en el año 2008 en Concepción, una de los cuales perdió vida. Cumplió su pena en libertad.

Pedro Padilla Padilla es el nombre de la persona que falleció en el año 2008, luego de que fuera atropellado en Concepción por el bus de la locomoción colectiva que conducía el mismo chofer del bus que se volcó el sábado en Victoria, región de La Araucanía, dejando 11 fallecidos.

El antecedente fue entregado por el fiscal César Schibar durante la audiencia de formalización realizada ayer en esa ciudad del sur del país, en contra de O.G.C.F. –el tribunal prohibió entregar su nombre y filmar o fotografiar su rostro-, quien quedó en libertad y con firma mensual.

Según el diario Austral de Temuco, el persecutor relató que el accidente ocurrió en la mañana del 8 de agosto de 2008 en la intersección de las calles Freire con Caupolicán, en la capital penquista, mientras el imputado se desempeñaba como conductor de la empresa Centauro.

Allí, tras conducir “a una velocidad no razonable ni prudente”, según la acusación, el conductor impactó a dos vehículos con su máquina de transporte de pasajeros, para finalmente ingresar al cruce sin ceder el derecho preferente de paso de tres peatones que cruzaron con la luz verde correspondiente.

Así, atropelló a tres personas, de los cuales Padilla fue el que resultó con las mayores lesiones, las que finalmente provocaron su deceso.

El 25 de agosto de 2010, O.G.C.F. fue condenado a 60 días de presidio remitido (es decir en libertad), por cuasidelito de homicidio en un procedimiento abreviado, en el que reconoció su culpabilidad y quedó sometido a la vigilancia de Gendarmería por un año.

El fiscal Schibar reconoció que el antecedente no fue alegado en el tribunal ayer como una reincidencia, sino que se mencionó para dar cuenta de una conducta que podría ser una “reiteración de la misma, pero no para una circunstancia agravante penal”.

En tanto, de los 14 heridos que llegaron al Hospital de Victoria, sólo dos de ellos se encuentran aún en el recinto.

Lo anterior, según dijo el director del recinto asistencial Hernán Gormaz, porque “la idea es ir buscando el traslado de los pacientes a su lugar de origen por temas necesarios como es la cercanía de la familia”.

El facultativo añadió que se trata de pacientes que están estables y sin riesgo vital. “Están a la espera de algunos exámenes para ser llevados a un recinto más cercano a Tirúa”, anunció.

Fuente: Emol.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: