Deportes

Aguilar: “Dejen jugar tranquilo a Garin”

El tenista, quien acaba de colgar la raqueta, cuenta su plan de trabajo con el joven crédito nacional.

Han pasado tres días desde que Jorge Aguilar puso punto final a su carrera como jugador profesional. La despedida fue en la final del Futuro 6 de Chile que se disputó en el Club de Tenis de Santiago, donde cayó frente a su compatriota Guillermo Rivera.

Manimal reconoce sentirse algo raro como ex jugador. Y no es para menos, si estuvo ligado a la actividad durante más de 10 años, donde alcanzó el 167º casillero del mundo como su mejor puesto en 2010.

“Fue un partido con mucho nervio, era el último como profesional. Uno siente esa adrenalina. El día anterior, no se duerme tan bien, piensas mil cosas en la cabeza. Estás dejando algo, de un día para otro, que le dedicaste toda la vida. De hecho, todavía no asumí que me retiré, todavía estoy pensando en entrenar”, confiesa el santiaguino en conversación con La Tercera.

Pero no hay mucho tiempo para la nostalgia. Si bien colgó la raqueta en calidad de jugador, desde esta semana inicia una nueva etapa en su vida, como entrenador. Desde el lunes, trabaja con Christian Garin en el Club de Polo y Equitación San Cristóbal, en un vínculo que durará hasta fin de año.

Y la idea tiene bastante entusiasmado al Zorro.

“Hay muchos que cuando terminan sus carreras no quieren seguir viajando, pero yo quiero destacarme como entrenador. Esto va a ser como tomar otra carrera en el tenis. Me gusta este desafío, me motiva. Como decía un buen amigo, primero se debe saborear lo amargo para después saborear lo dulce”, confiesa.

Tengo todas las ganas. Además, tengo la suerte de empezar con un jugador con mucho potencial como Christian”, agrega Manimal.

Sobre su plan de trabajo con el Tanque, quien en las últimas semana no ha tenido buenos resultados en el circuito, Aguilar apunta al aspecto psicológico, algo que en muchas ocasiones le ha jugado en contra al iquiqueño en su incipiente carrera. Para su nuevo coach, los medios de comunicación han influido en esa debilidad.

“A Christian quiero despejarlo de cabeza, transmitirle seguridad y sacarle la presión que le han puesto en Chile. Eso siempre se lo he criticado a la prensa. Todos piensan que en el primer año como profesional vas a ir subiendo rápido, pero para mí, a él le faltan etapas por quemar”, señala.

“A Christian le quedan unos tres años más para explotar. Tiene 19 años y su mejor ranking fue 220, eso indica que va bien. Acá muchos piensan que si a los 23 años no eres top, ya se te pasó el tiempo”, complementa Aguilar.

De hecho, el ex tenista dice haber vivido una situación similar en sus inicios, cuando fue campeón Sub 16 y todos los ojos se pusieron sobre él. “Tenía muchas cosas en contra. Uno se cree el cuento, empieza a escuchar todas esas cosas y al final perjudican. El sudamericano madura más tarde, saca su potencial a los 24 años”, advierte.

Por lo mismo, el ahora ex deportista lo tiene claro: “Mi misión va a ser que Christian encuentre su nivel y su ranking a fin de año y que llegue con ganas de partir con todo el 2016”.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: