Región

Albergue móvil se puso en marcha para los que no tienen un hogar

Colaboradores del proyecto afirman que de ser positivo el recibimiento de la iniciativa podrían generar otro. En la provincia existen 250 personas en situación de calle, de ellas más del 25% no acude a los centros del Gobierno. 

La Misericordia recibió por nombre el albergue móvil que se inauguró ayer, al mediodía, a un costado de la Plaza Independencia, sector donde funcionará para recibir a todas aquellas personas que viven en situación de calle y que requieren de comodidades para mejorar su calidad de vida.

El albergue móvil es considerado un hito a nivel mundial, pues en el extranjero sólo se han creado baños y peluquerías, pero nunca una instancia en la que se consideren camas, duchas, baños, alimentación y el apoyo de voluntarios, incluso, especializados en enfermedades mentales, patología que varias de las personas sin casa, que se niegan a acceder a los albergues del Gobierno debido a su condición reciban el beneficio y pernocten en él.

La iniciativa, que implica una inversión total cercana a los 39 millones, se gestó desde el Arzobispado de Concepción y encontró apoyo en empresas como Hualpén que donó un bus que fue reformado por alumnos y docentes de la carrera de Diseño de Duoc UC y que contó con el trabajo de los sindicatos de Huachipato y Asmar.

Fernando Chomali, arzobispo de Concepción, afirmó que no deben haber personas durmiendo en las calles, “pero mientras sigan habiendo vamos a tener que buscar todas las fórmulas necesarias para ayudarlos”, dijo y agregó que son obras de la Iglesia, que cuentan con el apoyo del Papa Francisco.

“Nos hemos dado cuenta que hay un grupo de personas que no quieren irse a los albergues y perseveran en quedarse en la calle, lo cual, sin duda, es inhumano. Por eso se ha pensado en habilitar un albergue móvil, que recorrerá distintos lugares para que estas personas puedan dormir y descansar de manera más digna; puedan ducharse y se sientan queridas y cuidadas”, explicó monseñor Fernando Chomali.

El albergue móvil, que comenzó a funcionar anoche a las 22.00 horas, hasta las 7.30 horas, cuenta con todos los permisos municipales para funcionar. Eso sí, según explicó monseñor Chomali se requieren de voluntarios que una noche al año puedan contribuir a la causa, los que podrán inscribirse hasta el 31 de mayo para participar de la iniciativa, pues la capacitación será hasta el 1 de junio.

Eso sí, hizo un llamado a empresas auspiciadoras para que ayuden a costear la mantención del transformado bus. Al respecto afirmó que se dejaron espacios en blanco en la fachada del bus para colocar allí los nombres de las firmas que se sensibilicen con la causa.

Juan Eduardo Quilodrán, seremi de Desarrollo Social, aseveró que toda acción que ayude a las personas en situación de calle será totalmente apoyada por su cartera. Destacó que según un registro realizado en 2016 en la Región hay 970 personas en situación de calle, de las cuales la mayoría están en la provincia de Concepción las que se cifran en 250.

“Cerca del 25% de las personas en situación de calle no se adhiere a nuestros problemas, a pesar de los esfuerzos que se realizan en diferentes ámbitos, pues hay muchas personas en dicha situación que consumen drogas o alcohol. Siempre tenemos mayor disponibilidad de camas en albergues”.

Nueva versión

Mónica Álvarez, gerente general de Buses Hualpén, aseveró que siempre han trabajo con Chomali en beneficio a la comunidad. “Hoy nos sentimos partícipes de la Lavandería 21 porque todo lo que generamos para lavado en nuestra actividad lo hacemos con ellos (…) y cuando monseñor nos contó de la iniciativa del albergue móvil nos sentimos totalmente parte de ella, nuestra empresa es de transportes, tenemos buses, por lo tanto, creímos que era muy importante participar”.

Si bien, la economía del país está pasando por un año difícil, la gerenta de Buses Hualpén dijo que si el albergue tiene una buena recepción podrían analizar la entrega de otro móvil. “En todo lo que seamos capaces de colaborar lo vamos a seguir haciendo”.

René Vidal, presidente del Sindicato Número 1 de Huachipato, aseveró que recibieron el llamado de Chomali para participar en la iniciativa, a la que era imposible negarse, sobre todo, viendo que la necesidad es importante. “Lo hicimos donando artefactos de acero (…) Nuestra gran responsabilidad es difundir esta iniciativa para lograr que tenga más voluntarios” y, aseveró que si todo va bien, están dispuestos a trabajar por un segundo albergue móvil.

Pablo Briones, director de las carreras de Diseño de Duoc UC, afirmó que fue un gran desafío transformar el bus, pues a nivel mundial no había nada similar.

Aseveró que están todas las posibilidades abiertas para crear otro albergue móvil si a este le va bien. “Estarán todos los planos, todas las cosas (…) ya tendremos un paso muy avanzado”.

Fuente: diarioconcepcion.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: