Política Región

Alcaldes preparan acciones legales y movilizaciones por fallas en Ruta 160

Aseguran que el MOP debe determinar responsabilidades de sus técnicos y de Acciona por los resultados de las faenas. 

De ser una vía simple, la Ruta 160 se ha convertido en los últimos años en una autopista que tiene una extensión de 89 kilómetros y que implica una inversión de 416 millones de dólares, que debería no sólo facilitar la conectividad de los habitantes de Coronel, Lota, Arauco, Curanilahue y Los Álamos, sino también asegurar rápidos y seguros desplazamiento debido al estándar prometido por la Concesionaria Acciona.

Sin embargo, las obras no tienen contentos a alcaldes de la provincia de Arauco, quienes aseguran que existen problemas de diseño e infraestructura que no sólo ponen en riesgo a la comunidad, sino por los que además no correspondería aplicar un cobro de peaje, pues aún faltan obras complementarias como la construcción del puente Ramadillas II que, según el Ministerio de Obras Públicas, tiene un 27% de avance y que debería estar lista en enero de 2018.

El alcalde de Los Álamos, Jorge Fuentes Fetis (UDI), asegura que el proyecto partió con deficiencias, lo que se refleja en que a tres años de operación en el tramo B, Los Álamos, Carampangue y Ramadillas, en ambos sentidos, existen más de 55 lagunas en días de lluvia lo que demuestra problemas en la evacuación de aguas. “Tiene más de 280 parches entre Los Álamos y Coronel; producto de derrumbes en Colcura llevamos meses con una de las pistas sin habilitar. Faltan pasarelas y accesos en algunos sectores y el puente Ramadillas”.

Esos son parte de los factores que originaron su crítica, explicó Fuentes, ya que consideran que no corresponde pagar un peaje por una obra que no está terminada y que faltan otras complementarias. “Tampoco el peaje funciona bien porque en fin de semana abren una o dos cajas y se forma un taco de 15 a 20 minutos. Pagar un peaje por algo no terminado es como comprar un producto a medias, pero el Gobierno y la concesionaria afirman que sí se puede porque el proyecto original está terminado, a pesar de sus falencias”.

Fuentes expresó que la carretera nunca debió ser concesionada dado la condición de rezago que el Gobierno decretó y que el Estado debería haber asumido el costo. “Lo peor es que la rebaja del peaje la está pagando la provincia de Arauco, porque se está subsidiando con plata de la glosa de la Zona de Rezago, que podría ser invertida en Arauco”. Asimismo, agrega que si bien la ruta aporta a la conectividad, no lo hace en seguridad y calidad.

Similar opinión tiene el alcalde de Lebu, Cristian Peña (independiente pro Nueva Mayoría), quien sostiene que no corresponde que la rebaja del peaje Chivilingo de $1.750 a $1.250 se pague con recursos destinados a la Zona de Rezago. “El MOP es una de las carteras con más recursos, por lo que encuentro que esta situación es impresentable. Los recursos deberían ser usados para cualquier otra necesidad de la provincia en desarrollo local, y no subsidiando a una empresa privada”. A su vez, recalca que si bien el estándar de la ruta es mejor al que existía antes con una vía troncal, no se justifica el traspaso de recursos.

Mauricio Alarcón (UDI), alcalde de Arauco y presidente de Arauco 7, asevera que no corresponde pagar el peaje de una ruta en mal estado, pues se están usando $2.000 millones anuales, provenientes de la glosa de zona de rezago para ello, “pagando por obras a medias que no están en sintonía con la comunidad”.

Determinar responsabilidades

Rodrigo Jara, abogado del municipio de Los Álamos, destacó que ya han presentado tres recursos de protección en contra de Acciona, por los problemas que la ruta generó en los vecinos con salidas de vehículo tapadas, falta de pasos peatonales, problemas de aguas lluvias y por incumplimiento de tiempos, pues según cálculos del municipio, la obra debía estar construida a fines de 2015.

“El Ministerio no respetó plazos, pero el recurso se perdió porque en septiembre de 2016 el MOP autorizó una ampliación de obras de 13 meses que no fue comunicada, ocultando información a la comunidad”, precisa.

El jurista asegura que debido al cambio de escenario y a la posibilidad de que Acciona venda la concesión, están analizando presentar nuevas acciones legales, pues consideran que el MOP no ha sido diligente en determinar responsabilidades.

Concordó con Jara el alcalde de Arauco, pues, según dijo, a pesar de la molestia que han presentado los alcaldes con respecto a la Ruta 160, con quejas formales e informales, tanto a nivel local como central, nunca se ha logrado que determinen responsabilidades de las fallas de diseño, construcción y falta de calidad. “No se recogió el interés del bien común, la ruta es un insulto para la provincia y el MOP debería reconocer quienes no hicieron bien la pega”.

Aseveró que quienes trabajan en el servicio público se deben asumir las responsabilidades y en bien de la comunidad escuchar, entender y acoger, a través de resoluciones, las necesidades de la comunidad y no esperar que existan desgracias en una carretera mal construida para realizar el trabajo con responsabilidad.

Movilizaciones

De hecho, el jefe comunal afirmó que de no recibir una respuesta de los estamentos que corresponden, están evaluando la opción de generar una gran movilización con los habitantes de la provincia de Arauco que se ve afectada por la ruta, principalmente, en los puntos conflictivos.

“Tienen que entender, manifestó Alarcón, que la Ruta 160 es un proyecto deplorable, con problemas fuertes de diseño, proyecto al que se le destinó en el primer gobierno de Bachelet más de 300 millones de dólares y que ahora por una serie de compromisos y obras adicionales recibe por $90 millones de dólares más, monto que debería ser a cargo del erario nacional porque es un proyecto que no era el correcto y que se realizó con un carácter centralista del MOP sin tomar en cuenta a los vecinos”.

Agrega que falta determinar responsabilidades de Acciona y del Estado respecto a la prolijidad de la obra, que ha convertido a la ruta, a su juicio, en un insulto a la comunidad “porque en algunas partes, prácticamente, se cae a pedazos”.

El jefe comunal reconoció que en la zona hay otras vías concesionadas, como la Concepción-Cabrero, que gozan de un buen estándar, con sendas peatonales, pasarelas, atraviesos y todo lo necesario para asegurar la conectividad no sólo vehicular, sino que también de los vecinos, pero que, a su juicio, la 160 ni siquiera se asemeja.

A pesar de reiterados intentos de contactar a sus representantes, el Ministerio de Obras Públicas no se refirió al tema ni respondió a las preguntas de Diario Concepción.

Puente Ramadillas 2

El viaducto de 280 metros de longitud es la obra complementaria más importante que contempla el proyecto y que, si bien, inicialmente sólo se realizaría una conservación del puente, luego del terremoto de 2010 se determinó hacer uno nuevo producto a sus daños estructurales.

En diciembre de 2016 se aprobó el nuevo diseño y, luego de dos intentos de licitación en septiembre de 2016 fue resuelta su ejecución, fijando su valor de construcción en UF 297.038, con un plazo de ejecución de 13 meses, construcción que se inició en diciembre de 2016.

Fuente: diarioconcepcion.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: