Tendencias

Alrededor de 50 mil chilenos tienen VIH, y no lo saben

Estimaciones anteriores fijaban en 25 mil las personas que no conocían su condición. Según el Ministerio de Salud, unos 100 mil chilenos conviven con el virus, la mitad sin diagnóstico. Cartera lanzará un nuevo programa nacional.

Según la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2009-2010, el 28,8% de los consultados admitió haberse realizado el examen de VIH en el último año, una cifra que para los expertos ya era baja. En la última ENS, dada a conocer en diciembre, la situación empeoró: solo el 17,2% de las personas reconoció haberlo hecho.

Esta es solo una muestra más del relajo con que hoy los chilenos enfrentan la enfermedad. Por ello, el Ministerio de Salud confirmó hoy que en el país hay unas cien mil personas contagiadas con el virus, y que de ellas, el 50% no sabe sobre su condición: por cada persona diagnosticada con VIH hay otra contagiada que ignora su situación.

La primera alarma la dieron los especialistas hace más de dos años, pero reclaman que entonces no fueron escuchados. La segunda alerta llegó el año pasado con el informe de Onusida que avisaba sobre un crecimiento del 34% en el número de casos nuevos para nuestro país entre 2010 y 2016. La última llegó hace un par de semanas de la mano del Hospital Clínico de la U. de Chile.

Desde fines del año pasado, esta institución realizó un testeo rápido y gratuito a toda la población que lo quisiera. Alejandro Afani, inmunólogo y director del Centro de VIH de este hospital, explica que entre diciembre y febrero realizaron 1.377 test, de ellos, 20 resultaron positivos, una cifra tres veces por sobre lo esperado. “Es una cifra muy alta, por lo que inmediatamente informé a las autoridades del hospital y de la universidad y entregamos estos resultados al Ministerio de Salud”, dice.

Además del test rápido, realizaron una encuesta de comportamiento. “Nos encontramos con varias sorpresas. El 60% de las personas dijo que nunca se había hecho el examen, el 70% era usuario de drogas recreacionales, principalmente marihuana y menos del 20% utilizaban condón como medida de prevención. Todo esto es una verdadera emergencia. Estimábamos entre 20 mil y 25 mil las personas que no sabían de su enfermedad, pero a la luz de las nuevas estimaciones, son cerca de 50 mil las que no saben y unos 100 mil los contagiados con el VIH”, insiste Afani.

El ministro de Salud, Emilio Santelices, coincide. “El VIH se ha disparado en un 100%”. A su juicio, y sin ánimo de buscar responsables, indicó que “cuando en un país hay una enfermedad crónica producida por un virus que se adquiere por el comportamiento de la población, uno tiene que preguntarse, qué política pública no se implementó o se implementó mal que derivó en que el incremento sea superior a todos los países de Latinoamérica e incluso de África”, sentenció.

En las próximas semanas, adelantó la autoridad, se dará a conocer un nuevo plan nacional de VIH. Dentro de esta nueva estrategia se implementarán dos centros más en la Región Metropolitana para absorber la demanda de pacientes y entregar un mayor acceso al diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes. También se trabaja en una campaña comunicacional desde las redes sociales para educar a la población e insistir en el riesgo que tiene la enfermedad, percepción que se ha perdido sobre todo los más jóvenes. También se insistirá en la realización de test rápidos, que se puedan comprar en las farmacias.

A juicio de Afani, aumentar el testeo es fundamental, y pide hacer el examen en colegios, universidades, discoteques, lugares donde se reúna la población más joven. Es barato, unos dos mil pesos, dice el médico.

Otro aspecto que se debiera agregar, según el inmunólogo, es la profilaxis preexposición, es decir, entregar medicamentos a la población que tiene un mayor riesgo como una manera de prevenir el contagio, lo que ya se hace en los países desarrollados y también Perú y Brasil y una idea, dice, que también se tendría que implementar en Chile.

“El problema del VIH no es un tema valórico, ideológico o político. Es un tema de salud pública. Tampoco tiene que ver con la llegada de los inmigrantes. Son los comportamientos sexuales de la población y la pérdida del miedo ante la enfermedad la que nos ha llevado a esta situación. Enfermedades como la sífilis y la gonorrea también están aumentado y eso es falta de uso de preservativo”, señala Afani.

 

FUENTE: LA TERCERA.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: