Deportes

Antiguo formato de la Copa Davis llega a través del nuevo torneo de la UEFA

Se inicia la Liga de las Naciones, torneo de la UEFA que parte en divisiones a sus selecciones. Busca acabar con los amistosos, lo que salpica a elencos de otros continentes.

La idea nació con el objetivo de potenciar al fútbol de selecciones y hoy ve la luz, aunque a algunos les generó cierto resquemor, en un principio, por la complejidad de su formato. Aprovechando la ventana de la fecha FIFA, la primera tras el Mundial, se inicia la Liga de las Naciones, el nuevo torneo de países creado por la UEFA. ¿De qué se trata esta competencia?

Es un torneo que reemplaza los partidos amistosos por oficiales. Por lo mismo, se disputará en las fechas FIFA y pretende rellenar los años en los que no hay Eurocopa ni Mundial. El gestor de la idea fue nada menos que Michel Platini, gloria del fútbol francés y otrora mandamás de la confederación, hoy cumpliendo una sanción de ocho años de inhabilitación para cualquier cargo ligado a la actividad por corrupción. “Los partidos amistosos ya no interesan a nadie, ni a los hinchas ni a los periodistas ni a los jugadores”, sentenció el galo.

Esto salpica a selecciones como la chilena, porque se reduce la posibilidad de tener amistosos con combinados europeos porque jugarán entre sí. Si en esta ventana de selecciones, la Roja tiene partidos en Japón y Corea del Sur, para octubre serán ante Perú y México, en Norteamérica.

La competición se jugará cada dos años y participan las 55 selecciones de las federaciones que pertenecen a la UEFA, repartidas en cuatro ligas (A, B, C y D) en función del coeficiente que cada una tenga. Por lo tanto, en la liga A están las potencias y en la D las más débiles. A su vez, cada liga se divide en cuatro grupos (ver tabla). Al término de las fechas (se juegan partidos de ida y vuelta), los primeros de las zonas B, C y D ascienden a la siguiente liga, mientras que los últimos descienden. Los cuatro ganadores de grupo de la zona A se clasifican para la fase final, que se disputa en junio de 2019, en una sede única. Entre ellos saldrá el campeón.

A groso modo, el formato tiene semejanzas con la histórica Copa Davis, en el sentido de dividir a los equipos en zonas de acuerdo a su rendimiento reciente (coeficiente, en el caso de Europa) y los ascensos y descensos que implica la competencia. Justo cuando el tenis cambia de modelo su torneo insignia, impulsado por la empresa de Gerard Piqué (Kosmos), tomando elementos del fútbol, como que la fase final será en una sede única.

Este nuevo certamen también repercutirá en la Euro 2020, que tendrá 24 combinados. En las clásicas eliminatorias se definirán 20 cupos, mientras que los otros cuatro se determinarán vía Liga de las Naciones. Los ganadores de cada uno de los 16 grupos (o los siguientes mejores equipos que no hayan clasificado por las eliminatorias) disputarán un playoff en 2020 para alcanzar cuatro plazas de la Eurocopa.

Al cabo del Mundial, el presidente de la UEFA, el esloveno Aleksander Ceferin, dijo que los amistosos no logran ofrecer partidos competitivos y que se necesita un equilibrio entre el fútbol de clubes y el de selecciones. “La Copa del Mundo demostró que hay un gran apetito por el fútbol de selecciones. La UEFA siempre ha sido consciente de esto, y del hecho de que una selección necesita más que torneos de verano cada dos años”, dijo el directivo.

Hoy hay partidos de las cuatro ligas, pero el plato fuerte será en Múnich, con el choque entre Alemania y Francia, el primer apretón del campeón del mundo tras su consagración.

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: