Deportes

Arquera y figura de la selección femenina reclama a la ANFP por trato desigual

La selección femenina, que viajó en clase turista a EEUU, denuncia la diferencia de trato con los privilegiados varones, que vuelan en business.

Antes de la queja de la capitana Christiane Endler por redes sociales, incluso antes del viaje que las tiene en Estados Unidos para jugar con las actuales campeonas del mundo, en la selección chilena adulta de fútbol femenino seguía existiendo incomodidad por el trato diferente que reciben ellas y su par masculino. La Roja y Las Rojas juegan con la misma camiseta, pero, a los ojos de la ANFP, no son tan iguales.

“12 horas de viaje! Economy, 9hrs. de diferencia. Mismas condiciones?”. Fue el público reclamo de Tiane Endler. Y es que hace un buen tiempo las jugadoras, aunque agradecen los avances con la actual administración, miran con desazón las diferencias que aún existen entre las selecciones de hombres y mujeres.

“Ni siquiera es algo que tiene que ver con el feminismo. ¿Por qué ellos en primera clase y nosotras no? Nos estamos preparando para un Mundial… ¡un Mundial! Y aún así hay que viajar nueve o diez horas en una condición distinta a los hombres”, reseña una de las jugadoras concentrada en Estados Unidos, que no quiere dar su nombre. Se escuda en que en régimen de selección, no pueden hablar sin aprobación de la ANFP.

La realidad es que ambas selecciones dependen de dos departamentos distintos dentro de la propia ANFP. La gerencia que se encarga de las féminas es la misma que lleva el fútbol masculino joven. Y esos combinados viajan en clase económica.

Los varones de la absoluta, con gerencia de selecciones propia, tienen especificado en su contrato de jugadores que si un viaje es superior a cuatro horas, obligatoriamente debe ser en primera clase. Así volarán a Tokio el próximo viernes desde Santiago, en el vuelo Air France 401.

Las mujeres, en cambio, debieron volar desde Santiago hacia Norteamérica, con escala incluida, en clase económica. Las que lo hacían desde Europa (como la propia Endler o Yanara Aedo, entre otras) o Asia (como María José Rojas), también volaron en los asientos más baratos.

Incluso los dirigentes, desde Arturo Salah hacia abajo (como quedó demostrado con el Caso Facturas), viajan en primera clase. “Siempre es así. A cumbres, sorteos y congresos Conmebol viajan en primera. Ahora hubo una excepción con Sebastián Moreno. Como viajó con las mujeres rumbo a Estados Unidos sería muy mal visto que hubiese viajado en el mismo avión en los asientos de adelante y ellas atrás”, reseñan en la propia ANFP.

“Tiane Endler tiene razón. No podemos entregar una ventaja así camino a Francia 2019. La gente del deporte sabe lo que le hace al organismo viajar 12 horas, sin descansar adecuadamente y con distinto huso horario. No es que ahora se lo merezcan porque clasificaron al Mundial. Es simplemente que la Federación debiese tener un mismo trato con sus categorías adultas masculinas y femeninas”, reseña tajante Camila García, una de las únicas dos mujeres miembro de la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro).

Requeridos por una respuesta oficial, la ANFP respondió, a las 19.30 de ayer: “A esta hora ya no podemos ayudar y Sebastián Moreno anda en Estados Unidos”.

 

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: