Región

Arzobispo de Concepción rindió cuenta pública

Monseñor Fernando Chomali, como Arzobispo de la arquidiócesis de Concepción, rindió este martes, una completa cuenta pública de la gestión pastoral y administrativa de la Iglesia local, durante una ceremonia, en el Aula Magna, que contó con la presencia de autoridades regionales y locales y representantes de la comunidad, además de gran parte del clero.

En su exposición, se refirió a lo más relevante de la tarea evangelizadora que se realiza en 7 decanatos, 54 parroquias, 347 comunidades de base, con 54 sacerdotes diocesanos, 38 sacerdotes de congregaciones religiosas, 57 diáconos permanentes. Respecto a la vida sacramental, mencionó la celebración, el año pasado, de  4.239 bautismos, 633 matrimonios, 2.314 primeras comuniones, 2.137 confirmaciones y la celebración de 326 misas los domingos. Junto a ello, destacó  que en la fiesta de san Sebastián, en Yumbel,  acuden más de 700 peregrinos; Inmaculada Concepción (8 de diciembre), 100 mil peregrinos y en Lirquén, 7.000 personas.

Dio a conocer que además de la permanente presencia en toda la arquidiócesis celebrando la vida espiritual de las personas, se desarrolla una vasta labor educacional en 32 colegios (31.244 alumnos) y en la UCSC (11.843 alumnos), con un servicio en toda la región.

En el ámbito de la pastoral social, dijo que “tenemos muchas obras sociales, trabajando y colaborando en diversos programas y en algunos con el Estado, en el mundo de los ancianos, de los jóvenes, de los niños y de las mujeres. Es un enorme servicio que la Iglesia presta a la sociedad y hemos decidido mostrarlo para conocimiento general”, enfatizó, citando el desarrollo de 53 obras (albergues en 7 lugares para personas en situación de calle, 15 comedores para niños, adultos mayores y personas en situación de calle, hogares y talleres, entre otros).

Agregó que gracias al Fondo Diocesano de Cuaresma de Fraternidad, una colecta anual que realiza la Iglesia, al 2015 se habían financiado 25 proyectos para 1.500 niños y sus familias y el año pasado, se efectuaron 26 proyectos para 390 adultos mayores. A ello, se suma la acción de las Fundaciones Novo Millenio y Ciudad del Niño con atenciones a cerca de dos mil personas (niños, jóvenes, adultos mayores); asimismo, se inició el trabajo en el campo de la innovación y emprendimiento, ofreciendo espacio de capacitación y apoyo a más de 100 emprendedores hasta ahora.

Resaltó dos proyectos innovadores y emblemáticos como la Lavandería Industrial 21, obra inédita que acoge a jóvenes con síndrome de Down y el albergue móvil “La misericordia”, que está dando servicio nocturno diario a personas en situación de calle con alojamiento, alimentación y duchas.

El Arzobispo recordó que uno de los grandes desafíos de la Iglesia es promover, una vida más coherente. “Pienso que hoy están buscando más que maestros, testigos, y un mayor compromiso con la tarea evangelizadora. Otro gran desafío es promover y fortalecer la familia en la sociedad, en general. En Chile, la natalidad está muy baja, lo cual puede traer serias consecuencias. Y esto, porque los jóvenes y los ancianos están cada vez más solos. También tenemos que profundizar nuestro trabajo en las Comunicaciones, porque hoy, todas las personas tienen un celular en sus manos y hay que tratar de llegar a ese mundo digital. Por último, lo que creo que es fundamental es trabajar mucho por la justicia social. Nosotros tenemos que estar cerca de las personas que sufren y lo hemos hecho con mucha cercanía a quienes enfrentan situaciones difíciles. Hemos hecho una gran trabajo y estamos caminando en ese sentido”, afirmó.

En parte de su cuenta, Monseñor Chomali habló que “el Estado también tiene que colaborar para que las personas tengan salarios adecuados y para dar una buena educación a los hijos y creo que la Reforma Educacional va en ese sentido; lamentablemente, hay una tendencia de darle más valor a las cosas que a las personas y por eso, en la sociedad, hay un sentimiento de orfandad y es una sociedad que no ayuda a ser felices”, reflexionó, haciendo un llamado a promover los ámbitos más comunitarios de la vida y menos individualistas, con sano espíritu crítico respecto a lo que ofrece el mercado, ya que el sistema educacional de occidente y, en Chile, ayuda más a competir que compartir.

Venida del Papa

Confirmó el anuncio de visita del Papa Francisco a Chile, en enero de 2018 y recalcó que esta visita será breve, casi dos días y medio, de manera que ha tenido que hacer una opción y que evidentemente la zona más pobre y con mayor tensión en Chile es La Araucanía y va a Iquique, zona donde hay una gran onda migratoria. “Cuando uno ve los viajes que hace el Papa, se aprecia que su tendencia es ir a los lugares donde hay mayor tensión”.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: