Región

Atención Primaria de Salud de Ñuble se fortalecerá con el arribo de 27 nuevos profesionales

La nueva dotación de facultativos se integrará a los equipos clínicos de 20 establecimientos dependientes del Servicio de Salud Ñuble, distribuidos en 10 comunas de las provincias de Diguillín, Itata y Punilla. 

 

Un total de 27 médicos y cirujanos dentistas se incorporarán a distintos establecimientos de Atención Primaria de Salud (APS). Conocidos tradicionalmente como generales de zona, los profesionales que inician su Etapa de Destinación y Formación (EDF) este 2018, se proclaman como el primer grupo de facultativos que arriba a la nueva Región de Ñuble.

La nueva dotación, que fortalecerá la red local, se desempeñará en Hospitales Comunitarios de Salud Familiar (HCSF), Centros de Salud Familiar (Cesfam), Centros Comunitarios de Salud Familiar (Cecosf) y Departamentos de Salud Municipal (Desamu) de diez comunas de las Provincias de Diguillín, Itata y Punilla.

Del total de los profesionales, 14 cubrirán los cupos dejados por sus colegas que este año inician su beca de especialización y 9 se reubicarán en establecimientos asistenciales locales, mientras que los otros 4 corresponden a cargos de expansión, lo que se responde a un incremento real en la dotación de profesionales que fortalecerá la APS.

Estas últimas plazas de expansión, corresponden a dos médicos que llegarán al Cesfam Los Volcanes y uno al Cesfam Santa Clara, mientras que un cirujano dentista se incorporará al Cesfam Isabel Riquelme.

En relación a este importante hito, el Subdirector de Gestión Asistencial del Servicio de Salud Ñuble, Dr. Walter Garrido, indicó que “estamos muy contentos de recibir a los nuevos médicos y odontólogos, lo que nos permite renovar los cupos dejados por algunos profesionales que partieron a iniciar su formación de especialistas, pero también aumentar en cuatro cupos más la dotación que tenemos en la Región de Ñuble”.

El directivo añadió que “los nuevos profesionales se incorporarán a 20 establecimientos de la APS, donde actualmente se resuelve cerca del 80% de los problemas de salud más comunes en la población. Tradicionalmente llamados ‘generales de zona’, ellos y ellas son un orgullo para  el sistema público chileno, pues son un ejemplo de vocación, ya que cumplen un rol muy importante acercando la atención de salud a comunidades de sectores apartados a través de las rondas médicas y la atención en postas de salud rural”, destacó.

Por su parte, Fernando Bórquez, Presidente del Capítulo Ñuble de los Médicos Generales de Zona, señaló que “nuestra tarea era dar la bienvenida a los nuevos colegas que se integran y comienzan su proceso de destinación y también, recibir a quienes vienen reubicados de otros Servicios de Salud”. Según comentó, “este programa es una herramienta muy importante para la salud pública del país, que combate la vulnerabilidad que hay en distintos sectores en nuestra ya Región de Ñuble, tanto por temas de ruralidad, como por falta de acceso; la idea también era entregar la experiencia de qué es ser médico general de zona”.

Similar opinión tiene María Jesús Gaete, Delegada del Capítulo de Cirujanos Dentistas del Servicio de Salud Ñuble, quien expresó: “Hemos querido estar presentes para contar a nuestros colegas qué significa ser general de zona, en los lugares rurales de nuestra provincia, futura Región y les damos la más cordial bienvenida.

“Yo siempre quise ejercer en la salud pública, pero esta es una decisión que se toma con tiempo, porque se deben cumplir muchos requisitos, para ingresar uno debe tener buenas notas, hacer trabajos de investigación, ayudantías, horas extraordinarias, entonces es una decisión de años, el ser general de zona”, añadió la odontóloga.

Según relató, lo más destacable de su experiencia es la “calidad de las personas; lo comprometidos que están los funcionarios con el sistema de salud”.

Expectativas

 

Uno de los médicos que ingresa como EDF es Julio Orrego; oriundo de Bulnes vuelve a dicha ciudad para comenzar su Etapa de Destinación en el Hospital de la comuna. Según relata su propósito es “aportar en la atención primaria de la salud pública y tratar de ayudar en algo. Lo que me motiva es la labor social, tratar de entregar a las personas salud de calidad, con los recursos que hay y colaborar con un granito de arena”.

Otra de las profesionales que llega a Ñuble es Camila Farías, quien se desempeñará en el Cesfam Quinchamalí. La médica señaló: “Soy chillaneja así que tenía que volver, a uno siempre le motivan las raíces; mis padres, mis abuelos han vivido acá, mi abuelita vive en un sector cercano al Cesfam donde estaré. Creo que es una forma de agradecer lo que se me ha entregado, la educación que recibí en colegios públicos de la Región, entonces creo que denota el agradecimiento que uno tiene”.

La doctora agregó “antes de ingresar a esta etapa trabajé algunos meses en tres Cesfam de Chillán, por lo tanto vengo un poco con la experiencia de estar en el sector público y quedé maravillada de lo que uno puede lograr con tan pocos recursos, y a la vez, de lo que puede recibir de los usuarios, cuando ellos se dan cuenta de que lo que uno está haciendo es de manera responsable, profesional y con cariño, que es lo que ellos más agradecen”.

Camila Farías desea especializarse en psiquiatría y mostró su interés por regresar a desempeñarse a la zona, en el nuevo Hospital de Ñuble.

Los y las profesionales se desempeñarán efectuando labores de control de personas con enfermedades crónicas, en extensión horaria, visitas domiciliarias, entre otras acciones, permaneciendo al menos durante 3 años en un establecimiento de atención primaria para luego acceder a la postulación de becas de formación de especialidades médicas.

—–——

Departamento de Comunicaciones y RR.PP.

Servicio de Salud Ñuble

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: