Economía Nacional Pais

Banco Central corrige a la baja estimación de crecimiento para este año y prevé nueva contracción de la inversión

En el Informe de Política Monetaria (IPoM), el emisor bajó la proyección del PIB ante el menor desempeño de la actividad minera. No obstante, el emisor elevó el rango de crecimiento para la economía chilena en 2018.

Una baja en la proyección de crecimiento para la economía chilena presentó el segundo Informe de Política Monetaria (IPoM) del año, entregado este lunes por el Banco Central.

De acuerdo al documento, la estimación del PIB para el país bajó del rango 1%-2% al 1%-1,75%. El estrechamiento respecto al IPoM previo responde, según el ente emisor, a la revisión habitual de esta época del año y al menor desempeño de la actividad minera debido a la huelga en Escondida.

De hecho, según el Central, el paro en la minera tuvo un “importante impacto”, el cual provocó una caída anual de la actividad cercana al 14%. Por esto, “retomar los niveles de producción ha tardado más que lo previsto en marzo, por lo que el efecto en la producción minera se ha extendido hacia el segundo trimestre”.

La actividad del resto de los sectores sigue dando cuenta de una debilidad -con caídas anuales- en los sectores de construcción y servicios empresariales, y de un buen crecimiento en comercio junto con una recuperación en las líneas industriales que producen bienes de consumo.

Sobre la inversión, el IPoM de junio prevé que se contraerá 0,9% este año, acumulando cuatro años de caídas consecutivas. Para 2018, estima que este ítem subirá 3,0%.

Para 2018, en cambio, el ente emisor estimó un mejor desempeño del PIB nacional al esperado durante el primer informe de este año (2,25%-3,25%), proyectándolo en un rango entre 2,5% y 3,5%. Lo anterior, “coherente con una economía que no muestra desbalances relevantes y en la que se disiparán factores puntuales que han impedido un mejor desempeño”.

Inflación y TPM

El IPoM proyecta que el IPC a diciembre de 2017 no muestre mayores novedades respecto del documento de diciembre y marzo pasado, ubicándose en el mismo 2,9% estimados con anterioridad.

En esa línea el Banco Central estima que, respecto a la Tasa de Política Monetaria (TPM), “se mantendrá expansiva a lo largo de todo el horizonte de proyección (dos años)”.

“Considerados los recortes ya efectuados, creemos que la política monetaria ha llegado a un nivel de expansividad elevado y coherente con una inflación en 3% en el horizonte de proyección”, indicó el emisor.

Sin embargo, el Central manifestó que “esto no significa que la TPM no vuelva a ajustarse, sino que en el escenario más probable no sean necesarios nuevos movimientos de la tasa”. Cabe destacar que el consejo del instituto emisor mantendrá la actual tasa de 2,5%.

Escenarios de Riesgo

El IPoM de junio da cuenta de que las principales fuentes de riesgo en el sector externo “son la evolución de la política fiscal y monetaria en Estados Unidos y su impacto sobre la economía mundial y las condiciones financieras”.

Sumado a lo anterior, la incertidumbre en torno al ambiente político: resultados eleccionarios recientes en Europa; la preocupación por el crecimiento de China; el rezago en la recuperación económica de América Latina y los recientes acontecimientos políticos en Brasil.

En lo interno, “sigue siendo un riesgo que las empresas requieran hacer ajustes mayores en sus planillas, en especial si las perspectivas de recuperación de la actividad no se materializan, debilitando el crecimiento de la masa salarial, con efectos negativos en el gasto”, indica el documento del Banco Central.

Sin embargo, el IPoM destaca que tanto un mayor impulso externo como una mejora de las expectativas, podría hacer reaccionar la inversión con más fuerza. En ese contexto, “el Consejo considera que el balance de riesgo para la inflación y para la actividad está equilibrado”.

Fuente: Emol.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: