Economía

Banco Central sube la tasa, por primera vez en 4 años

En su comunicado, la entidad explicitó que “la trayectoria futura de la TPM contempla ajustes adicionales”. El mercado prevé nuevas alzas recién en 2016.

El mercado encaraba la reunión de política monetaria de este mes dividido respecto a si el Banco Central mantendría o subiría la Tasa de Política Monetaria (TPM), luego de un IPC de septiembre que se ubicó por debajo de lo esperado. Pero la cifra no condicionó la decisión del emisor.

El ente autónomo pasó del discurso a la acción, incrementando en 0,25 punto la tasa de interés a 3,25%, la primera alza en más de cuatro años. En junio de 2011, la autoridad aplicó un aumento de un cuarto de punto a 5,25%.

De esta manera, el Consejo materializa el discurso que ha transmitido al mercado tras el Informe de Política Monetaria (IPoM) de septiembre, cuando el titular del emisor Rodrigo Vergara comenzó a dar las primeras señales de que la normalización en la política monetaria comenzaría “en el corto plazo”.

Esto, en un contexto en que la inflación cumple dos años por sobre la parte alta del rango meta (4%), coincidente con un período de relajamiento de la política monetaria que incluyó recortes de 200 puntos en la TPM entre octubre de 2013 y el mismo mes de 2014.

En su comunicado, la entidad recalcó que si bien el IPC de septiembre fue “menor que lo previsto” (0,5% versus el 0,7% de consenso), se espera que la inflación anual total y subyacente “siga en niveles elevados, en línea con lo previsto en el último IPoM”.

“Las expectativas de inflación a dos años plazo están en 3%. Su evolución se seguirá monitoreando con especial atención”, agregó.

El Banco Central recalcó que en lo interno los indicadores de demanda “siguen débiles”, mientras que los índices de confianza se mantienen en niveles “pesimistas”.

Nuevas alzas en el horizonte
El último párrafo del comunicado del emisor no dejó dudas en el mercado: el Banco Central prevé nuevas alzas de tasa a futuro.

“La trayectoria futura de la TPM contempla ajustes adicionales para asegurar la convergencia de la inflación a la meta, a un ritmo que dependerá de la nueva información que se acumule y de sus implicancias sobre la inflación”, sostuvo el Consejo.

En el mercado anticipan que recién en 2016 se verán nuevos incrementos en el interés rector.

En Credicorp Capital no ven más ajustes en la TPM este año. “Dada la posibilidad de que la inflación vuelva prontamente al rango meta y el bajo crecimiento del último Imacec, leemos esta alza como una señal de que el Central está dispuesto a combatir la inflación, pero el nivel negativo de la brecha Producto sugiere que el estímulo monetario debería mantenerse durante un mayor tiempo”.

En EuroAmerica interpretan que el emisor será “datadependiente” a la hora de decidir nuevas alzas.
En BBVA ven que el emisor “reevaluará” el escenario para aplicar sólo un incremento adicional de 0,25 puntos, “que incluso podría no concretarse de continuar las sorpresas negativas en inflación”.

Mientras que en Banchile Inversiones señalan que nuevas “sorpresas” inflacionarias podrían postergar eventuales alzas de TPM.

“Sin embargo, no creemos que este sea el escenario base. En este sentido, seguimos pensando que en noviembre se realizará una nueva alza de 25 puntos base”, dicen.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: