Deportes

Boris Becker, el ocaso de un crack

El alemán, uno de los mejores tenistas de la historia, fue declarado insolvente por un tribunal de Londres.

El año pasado, Boris Becker fue declarado insolvente por un tribunal de Londres. A partir de esa sentencia, el ex tenista alemán sufrirá una dura pérdida: el remate de algunos de los recuerdos más valiosos de su carrera deportiva. La decisión la adopta el administrador de la quiebra del deportista, hasta hace poco entrenador de Novak Djokovic. Zapatillas, calcetines y camisetas,serán puestas en venta por la casa de subastas británicas Wyles, Hrdy& Co.

El objeto más caro de la subasta es el Renshaw Trophy que Becker recibió por sus triunfos en Wimbledon (que ganó tres veces). El precio inicial de esa trofeo es de US$ 11.740, es decir, $ 7.435.201. Becker ganó una vez el Abierto de Australia y US Open. El único Grand Slam que no consiguió fue Roland Garros. Además, fue medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona, junto con su compatriota Michael Stich.

Entre las prendas más significativas estarán las zapatillas que usó Becker en la final del Abierto de Australia de 1996 contra Michael Chang. El calzado, firmado por Becker, tiene valor que parte en 676 dólares, unos 428 mil pesos chilenos.

Las ganancias de Becker durante su carrera fueron calculadas en casi US$ 118 millones. Sin embargo, una deuda de US$ 4,4 millones lo llevó a declararse en bancarrota.

 

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: