Economía

Bruno Fritsch prevé cierre de puntos de venta y fuga de marcas chinas en industria automotriz

Empresario indica que, si bien ellos no cerrarán locales, detendrán sus inversiones en Chile y las volcarán completamente a Perú.

Bruno Fritsch es el empresario de bajo perfil que está detrás de la reconocida marca de retail automotriz que lleva su mismo nombre.

Empresas Bruno Fritsch tiene más de 45 puntos de venta y talleres en Santiago y Concepción trabajando con Toyota, Lexus, Hyundai, Nissan, Peugeot, Chrysler y Chery, entre sus marcas más reconocidas. Además es dueño de Difor, que vende camiones y autos Ford y Nissan en Santiago y distintas localidades de Concepción hasta Puerto Montt. En Perú controla Autolan, donde comercializa Ford y Kia. Es en esta última empresa donde concentrará todos sus esfuerzos.
Justamente, este empresario -de pocas palabras, pero elocuentes- detalla que todos sus flujos generados en Chile irán a parar a Perú, como reflejo de la profunda crisis automotriz que está azotando al mercado local, que bajo su mirada, estaría recién comenzando.
-¿Cómo ve la repercusión que tiene en los negocios el ambiente político y los escándalos empresariales?
-Sería muy sano que todo se transparente lo antes posible, pero luego hay un tema muy profundo: las confianzas para la inversión. Es ahí donde siento que las últimas inversiones en el país se tratan de cambios de propiedades, donde los chilenos se están vendiendo a compañías extranjeras. Los chilenos hoy estamos mirando hacia afuera. Nosotros como retail automotriz estamos haciendo nuestras inversiones hoy fuera de Chile.
Hace tres años partimos en Perú y hoy nuestra inversión está en ese mercado. Allí tenemos seis locales y ahora estamos con un plan de ampliación a 10 puntos de aquí a 18 meses. Nuestros planes en los próximos tres años estarán enfocados en las inversiones fuera del país.
-¿Acá no se ve crecimiento entonces?
-Vemos que en 2016 y 2017 el mercado automotriz chileno va a caer fuertemente. Creemos que la caída que ha habido, que ya es importante, recién es el inicio.
-¿Por qué seguirá cayendo el mercado automotriz?
-Porque el tipo de cambio va a seguir subiendo, con las consecuentes alzas a los precios de los autos. Además, hay mucha inestabilidad de muchos sectores importantes de la población, que aún no se reflejan en una mayor desocupación, pero que tienen inseguridad en sus ingresos para los próximos dos años y no quieren contraer endeudamiento. Como tercer punto, se tiene que en los años previos hubo un desarrollo muy activo del mercado automotriz, lo que hace que haya un parque de vehículos nuevos, cuyos dueños en vez de tener sus autos dos años, los pueden mantener por tres o cuatro años, sin estar obligados a renovarlos con tanta rapidez.
-¿Tendrán que achicarse en Chile para crecer en Perú?
-No. Nos estamos manteniendo. Hemos parado toda construcción de nuevos locales a lo largo de Chile. Entre nuestras dos firmas más grandes de retail automotriz tenemos más de mil personas contratadas. Tenemos un plan de no contratar a nuevos empleados, frente a renuncias estamos evitando la recontratación de personas, los contratos a plazo fijo estamos mirándolos con lupa antes de pasarlos a indefinidos, pero en ningún caso estamos viendo cierre de locales por parte nuestra.
-¿Cómo está su endeudamiento y cómo están solventando sus inversiones en Perú?
-Tenemos una estructura de financiamiento bastante ordenada, de largo plazo. No visualizamos ningún riesgo financiero como grupo de empresas. Todas las instalaciones son propias, a excepción de las que tenemos en los mall. Las inversiones en Perú la estamos haciendo dos tercios de recursos propios y otra parte menor con endeudamiento de largo plazo.
Los resultados que estamos teniendo en Chile, los llevamos a Perú.
-¿De cuánto es su plan de inversión para ampliar su red de locales en Perú?
-Cerca de US$ 20 millones.
-¿Está complicado el endeudamiento para las firmas automotrices? Muchas chilenas han quebrado…
-No tenemos ese problema como empresa. Tenemos 38 años de historia, con crecimientos sostenidos y bien estructurados. Nunca hemos tenido pérdidas, pese a cualquier crisis. La clave es que no somos agresivos ni arriesgados. De ahí mi comentario de tener una estructura financiera bastante ordenada.
-Pero hay otros grandes jugadores de la industria que están en una situación crítica…
-Como el mercado automotriz en los últimos años creció mucho, hubo actores que arriesgaron más y llegaron a índices de endeudamiento alto y eso les provocó problemas.

Fuga de marcas y cierres de puntos de venta
-Con el alto crecimiento de los últimos años en la industria llegaron muchas marcas, ¿qué pasará con ellas?
-La llegada de muchas marcas es una luz amarilla. Difícilmente en Chile podrán perdurar más de 60 marcas automotrices. Creo que algunas se van a retirar del mercado y probablemente parte de ellas sean las que han entrado en los últimos años que son de origen chino. No tendrán un volumen importante y van a desaparecer.
Con esta reducción de mercado, creo firmemente que los distintos retailers, ya sean concesionarios de marcas o importadores que participen directamente en el retail, van a tener que cerrar puntos de venta que no logren su equilibrio económico, pues no serán rentables.

 

EMPRESARIO ABRIRÁ HOTEL CON MARCA PROPIA

Si en el mercado automotriz Bruno Fritsch es silencioso, lo es aún más con sus otras inversiones.
En tiempos de crisis bien vale tener diversificación en los negocios, es así como el empresario de origen penquista participa activamente en el negocio hotelero, donde hasta hace poco había preferido mantenerse como socio, alejado de las luces y de cargos administrativos.
Fritsch es dueño de los hoteles Radisson de La Dehesa y Concepción. A estos dos edificios, el empresario sumará otra unidad, pero con otro perfil.
Instalará su primer hotel con una marca propia, que aún no quiere revelar, y se enmarcará en el segmento “boutique”.
Recientemente el empresario adquirió un paño contiguo a la Sociedad Nacional de Agricultura, en calle Agustinas, pleno centro de Santiago.
La inversión de Fritsch no será en solitario. Se asoció con un par de ejecutivos alemanes con amplia experiencia en la industria hotelera y que ya habían trabajado en otros hoteles boutique. Serán ellos quienes vengan a administrar este nuevo emprendimiento.
“Este es mi país, aquí nací y me formé. Quiero seguir invirtiendo en Chile. Siempre habrá espacio para los negocios en general”, dice el empresario.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: