Economía Nacional Pais

Caída de empleos asalariados y malos datos sectoriales en enero prevén un débil año económico

En los últimos 12 meses, se destruyeron más de 68 mil empleos con contrato, y la tasa de desempleo subió a 6,2%. Minería y manufactura anotaron caídas en el primer mes del año y analistas prácticamente descartan crecer al 2% en 2017.

Los principales riesgos anticipados desde hace un tiempo por los expertos respecto al desempeño de la economía en 2017 se concretaron tan temprano como el primer mes del año, ratificando los temores que apuntaban por sobre todo al primer trimestre del ejercicio.

Esto, luego de que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) revelara ayer dos datos macroeconómicos que, si bien no corrían con apuestas muy favorables, nuevamente sorprendieron a la baja las expectativas de un mercado que ya anticipa un nuevo débil año en materia de actividad. Tanto así como el anterior.

El primero llegó por el lado del empleo, donde el organismo estadístico informó que la tasa de desocupación en el trimestre móvil noviembre-enero aumentó a 6,2% por sobre el consenso que estimaba una mantención en 6,1%. Sin embargo, el alza de 0,1 punto porcentual en 12 meses, no fue lo que más preocupó a los expertos, dado que lo más llamativo fue la fuerte contracción registrada por los empleos asalariados, que en los últimos 12 meses, anotaron una destrucción de 68.050 plazas de trabajo, la caída más relevante desde que se creó la Encuesta de Empleo. En el trimestre, en tanto, se perdieron más de 10 mil de estos empleos, considerados de mayor formalidad, estabilidad, y seguridad social.

Como contraparte, las cifras continuaron evidenciando que los trabajos por “cuenta propia”, que en general tienen un importante componente de informalidad, continúan liderando el empleo en el país, creando más de 90 mil puestos en los últimos 12 meses y más de 10 mil sólo en el periodo noviembre-enero.

Como si esto fuera poco, las cifras sectoriales presentadas por el mismo INE correspondientes al primer mes del año, completaron el cuadro negativo al dar cuenta de una contracción anual tanto en la producción Minera (-1,9%), como en la producción Manufacturera (-1,1%), lo que sumado al alza de Electricidad Gas y Agua (3,4%), implicó que el Índice de Producción Industrial (IPI) cediera 0,9% en enero en 12 meses, adelantando que la actividad económica de ese mes no será muy positiva.

eco-desempleo

Nuevo ajuste en el mercado

Para los expertos, si bien había alguna noción de cifras no muy positivas para el primer mes, los datos revelados fueron un balde de agua fría a cualquier ilusión de que el primer trimestre no fuera tan ‘frío’, considerando que ya febrero se anticipa con una variación negativa.

Según los expertos consultados, el efecto incendio y, sobre todo, la huelga en la Minera Escondida, que hoy suma 21 días de paro, terminarán por concretar un primer trimestre incluso cercano a 0%, lo que prácticamente echa por tierra la posibilidad de crecer al 2% en 2017. Esto, incluso sin considerar una extensión mayor de la paralización en Escondida, situación que no descartaría una cifra trimestral negativa.

Desde Banchile Inversiones, el economista Nathan Pincheira, sostiene que si bien los últimos datos no son comparables a las proyecciones del mercado debido a cambios metodológicos en la medición, asegura que “si la trayectoria de los sectores no cambia, el primer trimestre amenaza con ser peor al cuarto trimestre que tuvimos en 2016”, agregando que “mucho más que los incendios y el aluvión, la huelga en Escondida es el factor más determinante en febrero, y no descartamos que dependiendo de su extensión pueda incidir en el Imacec de marzo”.

En esa línea, Felipe Ruiz, economista de BCI Estudios, proyecta para enero un Imacec en torno a 0,5%, agregando que “el escenario está mostrando una caída, quizás, mayor a la esperada. Habían varias luces que apuntaban a que la actividad económica del primer trimestre iba a estar bastante deteriorada, debido a los incendios forestales y el factor de la paralización de Escondida, por lo tanto, todo apunta a el primer trimestre va a ser muy débil”.

En tanto, Alejandro Fernández, economista de Gemines, sostuvo que si bien el sector minero y manufacturero se comportaron “bastante peor a lo esperado, el conjunto de los demás sectores, incluyendo al externo, tuvo una evolución relativamente favorable, permitiéndonos proyectar un Imacec de 1,4% para los doce meses a enero. Esto vendría acompañado de una variación mensual positiva en términos desestacionalizados”.

Asimismo, Rodrigo Cerda, Director alterno de Clapes UC afirma que si bien los incendios y la huelga de los trabajadores de Escondida pueden tener un impacto, “este debería ser relativamente acotado y no deberían continuar en lo que resta del año”, agregando que “independientemente de eso factores, mantenemos una economía que está creciendo de una forma bastante débil”.

Deterioro del empleo

Respecto a la disminución de asalariados en el mercado laboral, el informe sostiene que ésta “estuvo explicada tanto por las reducciones de quienes trabajaron en instalaciones u oficinas del empleador, como por aquellos que habitualmente lo hicieron en una jornada completa (45 horas a la semana)”.

De hecho, el promedio de horas efectivamente trabajadas fue de 37,7 horas, siendo el nivel más bajo registrado en la encuesta para el periodo noviembre-enero.
Ruiz, explica que el alza del desempleo fue moderada debido a que “el trabajo por cuenta propia sigue aportando de manera positiva en la cifra de desocupación y compensa en parte el efecto negativo, pero en general todo tiende a que la tasa de desempleo se ubique en torno al 7% en los próximos meses”.

En esa línea, Cerda, explicó que “el resto del año vamos a ver un aumento paulatino de la tasa de desempleo. Esa tendencia al alza va a ser lenta, porque los trabajos por cuenta propia seguirán haciendo el juego de estar contrarrestando la destrucción de empleo en el sector asalariado. Seguramente vamos a ver cifras de desempleo algo superiores al 7% desde la mitad del año”.

Con todo, la ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, se mostró más optimista que el mercado respecto al alza de la tasa de desempleo, al señalar que “es positivo que se mantenga dentro de la línea de la estabilidad”.

Respecto al aumento de los empleos por cuenta propia, Krauss señaló que en primera instancia no es algo óptimo, sin embargo, agregó que “estos empleos pueden generar un círculo virtuoso en el largo plazo y como ministerio estamos atentos a ello para efectuar un análisis responsable de estas cifras”.

Fuente: latercera.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: