Nacional Pais Política

Cambio de mando: Las razones de por qué siempre se celebra el 11 de marzo

La fecha no es aleatoria, sino que tiene un fundamento y está decretado por ley, pese a que sea día domingo, como lo es en este traspaso de gobierno.

No importa el día que sea, la fecha del cambio de mando desde el retorno a la democracia -en 1990- es siempre la misma: 11 de marzo. En esta ocasión cae domingo, al igual que hace 28 años cuando Augusto Pinochet entregó la banda presidencial a Patricio Aylwin, lo que marcó el fin de la dictadura militar tras 17 años.

De hecho, la razón de esto tiene su origen en el gobierno de Pinochet. “Esta fecha no es aleatoria, corresponde a la fecha con que entra en vigencia la Constitución de 1980, precisamente el 11 de marzo de 1981”, explica Yamil Musa, director de la escuela de Administración Pública de la Facultad de Derecho y Gobierno de la USS.

Además, comenta que esto coincide con que “los nuevos parlamentarios se constituirán el 11 de marzo antes del cambio de mando presidencial. Este dato es clave porque es el Congreso en pleno quien realiza la investidura del Presidente electo, esto desde Blanco Encalada, ya que el Congreso es quien representa a la nación y ésta confiere el nombramiento”.

Según agrega, “la Ley Orgánica Constitucional del Congreso Nacional dispone en el Artículo 5 que el Congreso Nacional se deberá instalar el día 11 de marzo siguiente a una elección de senadores y diputados. Tras esto, el Congreso inviste al Presidente electo. No existe un artículo que señale particularmente el inicio del mandato presidencial”.

A esto se suma que en el plebiscito del 11 de septiembre de 1980, donde se aprobó la Constitución, se estableció que Augusto Pinochet sería jefe de Estado por un período de ocho años, asumiendo seis meses después, es decir, el 11 de marzo de 1981. Ese lapso, por lo tanto, terminaría el 11 de marzo de 1989, pero se extendió un año más para establecer una transición dada por las elecciones convocadas tras el triunfo del NO en 1988. De este modo Patricio Aylwin asumió el 11 de marzo de 1990 y se selló retorno a la democracia.

Respecto a si es posible que se cambie la fecha, el también profesor de ciencias políticas asegura que sí y que “esta ha variado con el tiempo, el cambio de mando de los últimos presidentes antes de la Constitución del 80 se realizó el 3 de noviembre, incluso el 24 de diciembre hemos tenido la ceremonia de cambio de mando. Lo que es importante recalcar es que no sólo se debería cambiar la fecha del cambio de mando presidencial, también se tendría que modificar la constitución del nuevo Congreso”.

Chile se ubica dentro de los gobiernos con el periodo de transición más largo, pero asegura que “no es necesario”. “En países con un aparato estatal bastante más robusto que el nuestro este periodo es mucho menor”, argumenta.

“En Estados Unidos, por ejemplo, es aproximadamente un mes. Aún más ilustrativo es lo que pasó en Francia en donde se celebró la primera vuelta el día 23 de abril; la segunda vuelta el 7 de mayo y la toma de posesión del Presidente fue el 14 de mayo”, subraya Musa.

Finalmente, concluye que “en un proceso de alternancia del poder quienes están en ejercicio del cargo por responsabilidad no pueden tomar medidas de mediano o largo plazo, por tanto, tenemos un largo tiempo de vacancia temporánea del poder”.

Fuente: Emol.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: