Nacional Pais Política

Caso SQM: ingeniero declara que ex asesor de ME-O está ligado a sociedad en Islas Vírgenes

José Miguel Carrasco dijo en su testimonio que conocía a Marco Enríquez-Ominami y a Cristián Warner, ya que ambos habían ido en varias oportunidades a la oficina de Optimus, firma que se dedica a intermediar fondos e inversiones de terceros.

El 13 de junio fue interrogado por los fiscales del caso SQM, en calidad de testigo, José Miguel Carrasco, ingeniero comercial que trabajaba en Optimus, una multi familiy office que se dedica a intermediar fondos e inversiones de terceros. “Estas empresas funcionan como ejecutivos freelance, actuando como intermediarios para distintos clientes que hacen inversiones con su dinero en corredoras de Bolsa” dijo.

Carrasco entregó su testimonio luego de que el Ministerio Público detectara dos traspasos en 2013 por un total de 405 mil dólares que recibió Cepe S.A., sociedad de Cristián Warner, ex asesor de Marco Enríquez-Ominami, desde la Corredora de Bolsa Credicorp Capital, por instrucción de la empresa BVI Montgomery Limited (Virgin British Island Montgomery Limited). Las operaciones internacionales se realizaron en el período que coincide con la campaña presidencial de la época.

En su declaración, Carrasco señaló que conocía a ME-O y a Warner, ya que ambos habían ido en varias oportunidades a la oficina de Optimus. Y agregó que este último recibió asesorías financieras de esa empresa.

Consultado respecto de la empresa Montgomery, declaró que “fue creada en las Islas Vírgenes, y creo que estaba vinculada a Cristián Warner, porque algo debo haber visto o escuchado, lo que me hizo sentido que estaba vinculada”. Detalló que “Montgomery se constituyó por un ‘trust’, que es un convenio con un estudio de abogados en Panamá por el que se constituye una sociedad con domicilio en las Islas Vírgenes. Mario (Williams, dueño de Optimus) me comentó que había que construir una sociedad en las Islas Vírgenes y yo me ofrecí a averiguar cómo hacerlo. Mario me dijo que había una plata que iba a llegar desde el extranjero y que había que construir una sociedad en las Islas Vírgenes. Toda esta conversación, para la creación de esta sociedad, fue en abril o mayo de 2013”.

“¿Por qué traspasar el dinero a través de una empresa constituida en las Islas Vírgenes?”, le preguntaron los fiscales. “Supongo que (…) es para que no se sepa el origen del dinero (…). Además, puede ser una forma de ocultar el patrimonio. En otros casos, estas operaciones se pueden justificar para postergar el pago de impuestos”, respondió. Y agregó que ni él ni Williams conocían el origen del dinero. “Lo que sabíamos era que estas operaciones se estaban realizando para el cliente Cristián Warner”.

Fuente: latercera.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: