Deportes

Chile busca un metal más precioso en Toronto

Este viernes se inauguran oficialmente los Juegos Panamericanos de Toronto y, con ello, comienza una nueva posibilidad para Chile.

El momento nacional es distinto al de hace cuatro años, un período en el que ha habido un importante recambio generacional en ciertas disciplinas. Algo que no permite hacer una proyección tan aventurada, si se compara con lo sucedido en la cita de 2011, donde el país obtuvo tres medallas de oro, 16 de plata y 24 de bronce.

En esta ocasión, Chile no contará con Tomás González, gran opción de medalla en la gimnasia, quien sufrió una lesión que le impidió llegar a Canadá.

A pesar de la ausencia de la estrella nacional, las proyecciones permiten hacer un cálculo optimista en ciertas disciplinas.

Posibles oros

Si bien las medallas doradas siempre han sido escasas para Chile, esta vez hay buenas opciones de lograr la máxima presea en pruebas como el esquí náutico, donde los hermanos Rodrigo y Felipe Miranda son animadores del circuito mundial.  Mientras que Valentina González podría convertirse en una de las sorpresas y anotar algún podio.

María José Moya es firme candidata en el patinaje de velocidad, donde suma títulos mundiales, que la ponen entre las favoritas.

Por otra parte, Alberto González también es garantía en la vela, donde ya obtuvo el oro en lightning en Guadalajara, Río de Janeiro 2007 y Mar del Plata 1995. Además, se quedó con la plata en Caracas 1983, La Habana 1991, y con el bronce en Santo Domingo 2003.

Al destacado velerista, se suma Felipe Aguilar, uno de los jugadores de mayor cartel en el golf panamericano, por lo que una medalla dorada aparece como probable. Sus buenos resultados en el tour europeo lo ponen como una de las grandes cartas nacionales.

En el tenis, la posibilidad de un oro aparece principalmente en las modalidades de dobles, donde tanto en damas como en varones hay especialistas, mientras que en individuales masculino Nicolás Jarry y Hans Podlipnik tienen algunas chances de encumbrarse. De hecho, el nieto de Jaime Fillol se acomoda bien a superficies rápidas, como la de Toronto, mientras que Podlipnik llega en el mejor momento de su carrera.

En tanto, Bárbara Riveros también suma opciones en el triatlón.

Fuente: La Tercera

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: