Región

Código Azul permitió que ninguna persona en situación de calle en la Región del BíoBío, falleciera a causa del frío

El modelo combinó esfuerzos públicos, privados y de la sociedad civil. Según el Ministerio de Desarrollo Social, los fallecidos a causa del frío disminuyeron de un promedio de 30 a 16 confirmados hasta la fecha en el país. En la Región no hubo.

Durante julio y agosto de este año, 60 personas promedio se cobijaron en los refugios de Los Ángeles y Chillán por concepto de Código Azul

Seremi Alberto Moraga indicó que existirá un aumento en la inversión del Código Azul para el próximo año, sin embargo, aún está en proceso de aprobación por la DIPRES. 

Este invierno fue uno de los más secos y fríos según meteorología de los últimos 10 años en la Región del Biobío. Ante este escenario las personas en situación de calle son las que más sufren, es por este motivo que el Ministerio de Desarrollo Social implementó un innovador sistema de protección a estas personas que no tienen un techo, se trata del Código Azul que ante temperaturas bajo cero y 4 grados con lluvia se activaba para dar cobija a los compatriotas que pernoctaban en la calle y que no tenían cupo en los albergues del Plan Invierno.

Según datos de la Subsecretaría de Servicios Sociales del Ministerio de Desarrollo Social, cada año mueren cerca de 30 personas en la calle producto del frío en el país. Frente a esto y tomando como referencias planes que se aplican en Estados Unidos y Europa, el Gobierno diseñó esta estrategia que buscó salvar vidas, aumentando los recursos disponibles -cupos de albergues, vehículos para llevar a las personas a ellos y rutas para entregar apoyo en la calle- para ir en ayuda de quienes más lo necesitan, en los días más fríos y crudos del invierno.

El Seremi de Desarrollo Social, Alberto Moraga destacó la labor de varias instituciones en la puesta en marcha de esta iniciativa social, “lo anterior desplegó al Gobierno como nunca antes se había visto en el país, ahora la preocupación por los que más lo necesitan fue latente, Ejercito, sociedad civil, empresas privadas, se pusieron a trabajar e implementaron refugios en pocas horas, cuando el clima no daba tregua, salvando así vidas”.

En la Región del Biobío, específicamente en Los Ángeles el Código Azul se activó 22 días entre julio y agosto de este año. Teniendo una cobertura de 37 personas por día, alcanzando el 82% de ocupación. “es importante destacar que 37 personas en los días más fríos, pudieron refugiarse en Los Ángeles, ya que esta nuevas 50 camas del Código Azul eran adicionales a la cobertura del Plan Invierno, por lo que si no hubiese existido este nuevo refugio esas personas literalmente habrían estado en la calle”, destacó Moraga.

En el caso de Chillán, donde fue la primera activación de este dispositivo en el país, se puso en marcha 20 días entre julio y agosto, dando techo a más de 25 personas promedio, alcanzando un 50% de ocupación. “En el caso de Chillán y Los Ángeles, las condiciones climáticas son más duras en temperaturas en invierno, es por eso que el Gobierno en conjunto con los municipios implementaron sus refugios de Código Azul en lugares céntricos, Casa del Deporte en la capital de Ñuble y Gimnasio Municipal en Los Ángeles, logró que las personas pudiesen llegar fácilmente a estos dispositivos y pasar la noche”.

En el caso de Concepción y Talcahuano el Código Azul se activó dos veces, dado que no hubo tantos episodios de frío intenso como en las comunas del interior. Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo Social está buscando simplificar las activaciones “creemos que este año el Código Azul fue un éxito, sin embargo nos permitió sacar algunas lecciones, como por ejemplo su activación. Muchas veces el frío que marca los servicios técnicos, no son los que se perciben en la calle, creemos que el Código Azul debería activarse cuando exista sensación de frío, independientemente si cumple o no con los requisitos de activación”, expresó Alberto Moraga.

El Seremi además aseguró, por información proporcionada por la Subsecretaría de Servicios Sociales, que el próximo año existirá un aumento en la cobertura del Código Azul, pero que está en proceso de evaluación en la DIPRES cuánto será. Este año la inversión en concepto de Código Azul fue de 21 millones pesos en Biobío.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: