Política

Crece desconfianza en las instituciones y baja la credibilidad de Bachelet

El involucramiento de empresas en escándalos de corrupción no ha implicado que aumente la imagen negativa que la gente tiene de ellos.

“Hoy estamos en una crisis política que se consolida. Da la sensación de que no hemos tocado fondo. Hay una sensación de impunidad e injusticia y no hay perdón. Tenemos al Parlamento, al Gobierno, como responsable de la crisis política donde han desaparecido los liderazgos”. Esa es la conclusión que saca la directora de Mori, Marta Lagos, tras la presentación de la encuesta Barómetro de la Política CERC-MORI que se realiza desde 1986.

En la mayoría de las consultas respecto a la percepción de corrupción que tiene la ciudadanía de las instituciones, las cifras son más negativas en comparación al último sondeo de marzo de este año. Así, por ejemplo aumenta de 57% a 67% quienes creen que no se podrá eliminar la corrupción en Chile, mientras que sólo 23% afirma que sí se podrá hacer.

En ese escenario 66% piensa que el gobierno no ha hecho todo lo necesario para esclarecer la verdad sobre el financiamiento ilegal de la política. A juicio de Lagos esta cifra demuestra que existe una alta demanda de la ciudadanía con el gobierno, pues lo ven como el principal responsable en la toma de medidas en la materia.

Bajo ese panorama, la encuesta revela que 54% cree que esta situación de crisis de la política aún no ha tocado fondo, lo que hace pensar a la encuestadora que en un futuro las cifras aún podrían ser peores. Otra de las sensaciones que aumenta en la opinión pública es la de impunidad, 77% de los consultados cree que los actuales imputados no van a ir a la cárcel.

Las conclusiones de CERC-MORI apuntan según estos datos que “nadie puede cantar victoria, porque los chilenos piensan que tanto la Presidenta, como los empresarios y partidos políticos están llevando al país por el camino equivocado”. Aunque en el caso de los empresarios la imagen negativa que la ciudadanía tiene de estos se mantiene en altos niveles, 67% que piensa que sólo se preocupan de las ganancias e intereses personales. Para este sector, se afirma en el estudio, no aumentó la mala apreciación que existe desde que se lleva a cabo la medición.

Bachelet y el programa

Una de las discusiones que ha marcado la agenda en las últimas semanas es la repriorización del programa. La encuesta incluyó por primera vez la interrogante sobre si la gente está o no de acuerdo con el programa, arrojando que 52% dice no estarlo contra de 36% que dice estar de acuerdo y un alto 12% que afirma no saber. Estas cifras coinciden con la evaluación hacia la gestión del gobierno que cuenta con un 56% de desaprobación y 36% de aprobación.

Sobre el proceso de reformas las conclusiones que se extraen del estudio son que se mantiene una tendencia del escaso nivel de información que tiene la ciudadanía, 57% afirma tener un nivel bajo, 17% alto y 11% dice no saber. En lo que respecta a la reforma educacional, 47% estima que la propuesta del gobierno no mejorará la educación chilena.

Sobre el apoyo a la reforma educacional y laboral sorprende el alto nivel de quienes no saben o no responden 27% para la primera y 36% para la laboral. A juicio de Lagos esto demuestra que la gente no entiende, porque se sienten agobiados ante tanta información. “Este gobierno ha hecho demasiadas cosas. Es una agenda demasiada amplia. Una lista gigante. En el pasado estábamos acostumbrados a una agenda mucho más ordenada, había una sola gran cosa”, comenta.

Respecto a la figura de Bachelet los niveles de credibilidad continúan cayendo, de 22% a 19% en quienes sí le creen, mientras que 40% afirma lo contrario. Este es un indicador que da cuenta que la figura de la Presidencia ya no es una “torre de marfil intocable”, concluye Lagos.

¿Cambio generacional?

Otra conclusión de la encuesta es que se estaría en presencia de un cambio generacional ante la pregunta por los políticos con más futuro. Marco Enríquez baja de 21% a 17% ocupando aún el primer lugar seguido de Piñera que baja de 9% a 8%. Los que comienzan a aparecer son los ex líderes estudiantiles: Giorgio Jackson que aparece por primera vez con 6%, seguido de Gabriel Boric (5%) y de Camila Vallejo, con 4%. Para Lagos esto marca un quiebre entre “los antiguos y nuevos políticos”.

 

Fuente: Diario Financiero.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: