Opinión

Crecimiento económico y liderazgo político

A un año de gobierno, siempre es bueno, sobre todo cuando se habla de actividad económica, tener buena memoria con los números:  El 2015, la región registró un crecimiento del 1,5% y el 2016 alcanzo un discreto 1,9%.
Las autoridades de la época, hablaban de mantener estos indicadores ya que eran señal de una “mejora en la actividad económica y productiva”, como si sus gestiones también se vieran revitalizadas  e impulsadas con el aumento de los indicadores.
No obstante, el 2017 fue un año negro para la industria, el comercio y la gestión empresarial. El Inacer Bío Bío, Indicador de Actividad Económica Regional, fue de -0,1%. En dicho año, simplemente nadie salió a explicar el por qué de números tan magros y, como ya se consolidaba el cambio de gobierno, muchos decidieron hacer temprano las maletas y dejar el trabajo al próximo gobierno.
Fue así como el año 2018 se presentó con un ánimo similar, pero con la oportunidad que entrega una nueva gestión de Estado.
Fue así como la revitalización de la actividad económica, el desarrollo de obras emblemáticas, y la sensación de que la region tenía una oportunidad por delante con el ajuste en el gasto fiscal para sanear las cuentas, contribuyeron  a un alentador 5,6%, superando el 4% a nivel país (Imacec), de acuerdo al propio Banco Central.
Trabajo, constancia, seriedad o una casualidad del destino?. Yo soy de los que creo que no existe la suerte si no va acompañada de esfuerzo y perseverancia.
Dicho esto, la oportunidad de proyectar a Bio Bio hacia un crecimiento constante que la lleve nuevamente a los primeros lugares del desarrollo nacional no parece una utopía.
Habrá que ver y evaluar como la autoridad política nacional y su represente regional capitalizan este resultado y logran contagiar a diversos sectores productivos sobre la necesidad de invertir, generar empleo y proyectar la capacidad productiva del Bio Bio.
Pero para ello debe existir un plan, una metodología y equipos resueltos a liderar este empuje.
Los gobiernos, así como los procesos, no logran resultados basados en liderazgos individuales.
Tampoco en la visión fragmentada de la realidad que el trabajo de redes, relato y sueños de futuro transforma en motor de desarrollo y que de paso, también hace efecto sobre la evaluación de las autoridades políticas.
Así, el foco, la claridad y energía hacia los vectores qué hay que impulsar, generan el efecto deseado basado en un relato de región donde la técnica y la política se fusionan.
En el Core Bio Bio nos sentimos parte de esta gestión. Y entendemos el Gobierno Regional como un todo que es hélice de este desarrollo integral que ve las estructuras políticas y técnicas como colaboradores y no como obstáculos.
Veamos cuáles serán las señales que se darán este 2019 para ver si logramos avanzar en una constante que nos permita ser nuevamente el polo de desarrollo del Sur de Chile.
Aportemos a ese relato. Creamos en el.
Luis Santibañez
Presidente Comision Fomento y Empresa Core Bio Bio

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: