Economía Nacional Pais

Déficit operacional de los hospitales del país marcó un nuevo récord en 2017: US$ 1.000 millones, el más alto de la historia

Deuda de 2017 marcó récord y llegó a $ 625 mil millones, poco más del costo de hacer las 289 mil cirugías pendientes. Salud proyecta que, de no contenerse el gasto, mora podría llegar a los mil millones de pesos este año.

El déficit operacional de los hospitales del país marcó un nuevo récord en 2017: llegó a $ 625 mil millones, es decir, US$ 1.000 millones, ubicándose como el más alto de la historia. Esta cifra, que se explica por problemas estructurales y de gestión, supera levemente los $ 511 mil millones que costaría resolver toda la lista de cirugías No Auge -de acuerdo al estudio que realizó el actual ministro de Salud, Emilio Santelices, como académico de la U. de Chile- permitiendo una solución definitiva a los 289 mil pacientes que por años han aguardado ser operados de diversas patologías.

De acuerdo a las cifras de la Subsecretaría de Redes Asistenciales, para evitar que este nivel de endeudamiento pusiera en riesgo la continuidad de la atención, la red de centros de salud recibió aportes desde Hacienda que totalizaron $ 349 mil millones, lo que permitió cerrar el año con una mora de $ 246.934 millones (ver infografía).

“Las cifras son muy evidentes. Son lo que realmente cuesta resolver la lista de espera quirúrgica en Chile y se explica porque nunca se ha querido abordar la brecha estructural dentro de los servicios de salud”, dijo el diputado Juan Luis Castro, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara.

Héctor Sánchez, director de la Escuela de Salud Pública de la U. Andrés Bello, dijo que “lo que se constata con los datos es que efectivamente el sector sigue mostrando una indisciplina fiscal. Uno puede observar que no han cumplido la función de ser responsables con lo que se gasta y exigir a los directores hospitales y de servicio que gasten lo que está presupuestado”.

Actualmente, el mayor gasto de los hospitales se concentra en las áreas de recursos humanos y compra de bienes y servicios. Se trata de ítems donde se cuestiona la eficiencia en la gestión de los recintos, por ejemplo, en el pago a sociedades médicas por prestaciones que deberían realizarse en horario hábil, a precios menores, o compras directas de fármacos, cuyo costo disminuye considerablemente cuando se realiza a través de la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast). De hecho, según el estudio que realizó esta entidad, los hospitales podrían ahorrar en torno a los 30 mil millones de pesos al año, si programaran sus compras.

Asimismo, los gastos en personal en los últimos cuatro años han tenido un incremento de 45,4%, crecimiento que también se explica por el gasto devengado en la asignación de honorarios, que creció 159,4%, según un análisis de la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda.

Preocupación

El nivel de endeudamiento preocupa a las autoridades, tras el fracaso de las medidas implementadas para contenerlo. El subdirector de Presupuestos del Ministerio de Hacienda, Guillermo Pattillo, explicó que más allá del abultamiento de la cifra, lo más complejo es que “esto es insostenible, ya que crece de forma persistente, no ha habido manera de modificar esa tendencia y, por lo tanto, no es viable”. Aclaró, además, que “una parte mayoritaria de la deuda y ese mayor gasto induce y contribuye a un mayor déficit fiscal”.

Según Pattillo, al ser un problema estructural del sistema de salud, las soluciones “no son fáciles”, ni se implementan de un día para otro: “La solución no está en temas simples. No es la solución ajustar dos o tres elementos de gestión mínimas y resolver el problema, sino que es mucho más profundo y requiere que todos los actores involucrados se sienten a repensar cómo se gestiona la salud finalmente en Chile”.

El ministro de Salud, Emilio Santelices, adelantó que “los equipos financieros están analizando las cifras para ver cómo se resuelve el problema. Estamos analizando los datos para poder abrir cada una de las cuentas y ver cuáles son las que dan fundamento a este incremento. No es posible adelantarnos a qué intervenciones vamos a realizar por el momento, porque estamos recién revisando las causas”.

Además, considerando los datos de enero a marzo, el Ministerio de Salud ya realizó una proyección del déficit si este no lograra ser contenido. El análisis revela que la deuda hospitalaria llegaría a los mil millones de pesos, que se desglosan en poco más de $ 700 mil millones de deuda hospitalaria y otros $ 200 mil millones por gastos de Fonasa.

Para el ex subsecretario de Redes y actual profesor titular de la UC Luis Castillo, el sistema de los servicios de salud requiere de una reforma estructural definitiva. “La herencia entregada se resume como un sector con la más grave situación financiera y la más profunda crisis económica y de gestión, que se deberá resolver con cambios estructurales concordados y con profesionalización de los gestores a nivel nacional. Este ciclo deuda/hospital que es crónico, se debe terminar en beneficio de las personas, es necesario una cirugía radical”, dijo.

 

FUENTE: LA TERCERA.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: