Región

Destacan menor número de incendios forestales en la región y llaman a la comunidad a seguir previniéndolos

Gobierno aumentó de 25 a 36 el número de brigadas en el Biobío.

Exactamente hace un año que la tormenta de fuego generó una serie de megaincendios en el centro sur del país. Particularmente, en la Región del Biobío se combatieron un total de 1.951 incendios durante ese verano, con 119 mil hectáreas destruidas, convirtiéndose así en la afectación más grande de la historia de la región.

 Hoy las cifras de ocurrencia de incendios forestales, así como también de superficie afectada, son bastante diferentes al escenario de aquel verano del 2017. Y es que, desde septiembre del año pasado y hasta la fecha, en la región se han registrado 766 incendios, un 34% menos que en igual fecha que el período anterior. Y en cuanto a superficie, 2.109 hectáreas afectadas, que significa un 94% menos que el verano anterior; en igual fecha teníamos 38.157 hectáreas dañadas.

 Así lo resaltó el Gobernador (S) de Concepción Alejandro Astete, quien esta mañana visitó la base de brigada que la Corporación Nacional Forestal, CONAF, tiene en el sector de Punta de Parra, en Tomé, oportunidad en la que destacó que el reforzamiento de la prevención, así como también, del trabajo conjunto entre el sector público y privado, han derivado en estas cifras positivas; esfuerzos que son parte de la “Estrategia para el Fortalecimiento de la Gestión de Incendios Forestales”, lanzado por la Presidenta de la República en octubre pasado.

 “Lo que hemos realizado como Gobierno, en conjunto con los equipos de CONAF y de las empresas forestales, está dando resultado. Pero esto no es posible si no hacemos un llamado serio a la comunidad, a los vecinos y a los turistas, que estén constantemente atentos de lo que nos puede suceder si somos irresponsables con el entorno natural, es decir, si no sabemos manejar correctamente una fogata o arrojamos la colilla del cigarrillo por la ventana del vehículo. Ese llamado es importante, de que la comunidad entienda que es tarea de todos nosotros el cuidar de la naturaleza y de la vida y bienes de las personas. Hoy efectivamente podemos decir que tenemos menos afectación, pero no podemos bajar la guardia, debemos seguir pendientes durante lo que nos queda de verano”, enfatizó la autoridad provincial.

Este verano se ha estado presentado con altas temperaturas, de acuerdo a lo que proyectó el año pasado el Centro Meteorológico de la Armada, y se mantendrá con algunos episodios similares durante febrero. Esto, combinado con vientos puelche, es un claro riesgo de incendios forestales. Es por ello que, el Sistema de Protección Civil se mantiene alerta ante cualquier situación de riesgo, aun cuando las cifras de ocurrencia y daño por incendios son menores al verano pasado.

 En ese sentido, el Director Regional de CONAF, Sergio Valdés, explicó que “hasta el momento, hemos tenido una temporada más tranquila. Se han registrado bastantes incendios forestales, pero no tanto como en el período anterior, la diferencia es que estamos mucho mejor preparados después de lo que ocurrió con la tormenta de fuego”.

 El directivo resaltó que el Gobierno ha hecho un esfuerzo importante en aumentar los recursos, “también lo han hecho las empresas forestales y estamos trabajando muy coordinados con ellos. Por lo tanto, hemos podido llegar mucho más rápido, cuando los incendios aún son pequeños y los hemos podido controlar con mayor oportunidad”.

 Respecto a los recursos con que cuenta la Corporación en esta temporada, Sergio Valdés detalló que el plan básico de protección contra incendios forestales considera 25 brigadas (23 terrestres y 2 helitransportadas), 1 avión air tractor y 2 helicópteros. Y este año se sumaron otras 11 brigadas (entre equipos nocturnos, mecanizados y de primer ataque en zonas de interfaz), con lo cual la región cuenta en total con 36 brigadas de combate, a las cuales se adicionaron 1 helicóptero semipesado y un segundo avión air tractor.

Fuente: Conaf

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: