Nacional Pais Política

Diez razones que explican por qué Sebastián Piñera arrasó en la elección presidencial

Una clase media amenazada, “frenteamplistas piñeristas”, el debate de Anatel y el eje orden vs. desorden, aparecen entre los factores que según varios analistas fueron decisivos para inclinar la balanza en favor del ex Presidente.

“No hay una sola causa que explique el cien por ciento de lo que pasó”, dice el académico de la Universidad del Desarrollo, Gonzalo Müller, refiriéndose a la elección del pasado domingo donde el ex Presidente Sebastián Piñera obtuvo la mayor cantidad de votos desde la elección de Eduardo Frei Ruiz-Tagle en 1993, imponiéndose de manera nítida al abanderado de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier.

El triunfo ha llevado a que los analistas intenten explicar qué hizo que la participación aumentara en siete puntos respecto de la primera vuelta, sobre todo en un contexto de voto voluntario.

1.- Clase media emergente amenazada

El fenómeno nuevo de esta elección, según Gonzalo Müller, es la aparición de un grupo de gente que no votaba hace mucho tiempo. “La clase media emergente terminó siendo la bestia negra de esa izquierda refundacional, ya que esa izquierda fue la que amenazó con meterle la mano al bolsillo a los emprendedores y eso creo que provocó que personas que no votaban, llevaran al Presidente Piñera a un triunfo histórico e inesperado”, dice. Pero además sostiene que en “el Frente Amplio están muy asustados, porque el que aumentara la participación y surgiera un voto de clase media emergente, de comunas de distintas regiones, a ellos los descoloca, ya que se transforma como en su bestia negra, porque en el fondo son ellos los que despertaron ese voto, en su rétorica de la refundación, que sin ella no hubiera aparecido”.

2.- Jóvenes votaron por Piñera

Una de las principales incógnitas del balotaje fue por quién votaron los jóvenes. La noche del domingo el diputado y experto electoral Pepe Auth dijo en el programa “En Buen Chileno” que “creo que votaron los jóvenes, muchísimo más de lo previsto -lo vamos a saber cuando lleguen las actas, porque ahí está registrado quiénes votaron y el segmento etario al que pertenecen-, pero yo apostaría que votaron muchísimos más jóvenes, que la gravitación del segmento de 18 a 34 años debe ser el doble de la que era antaño. Por lo demás, ya había ocurrido en 2013, y que en esta elección se multiplicó”.

Pero además el diputado se la jugó y sostuvo que “diría que los jóvenes votaron mayoritariamente por Piñera, porque (hizo sentido) el discurso del emprendimiento y del esfuerzo personal, y que el viejo discurso de la solidaridad social, al de la respuesta estatal exclusivamente, no sintoniza con ese electorado, y éste está abandonando a la centroizquierda de manera mayoritaria”.

3.- “Piñera puede perder”

La consigna “Piñera puede perder” habría sido determinante a la hora de la movilización de votantes por sobre el “nuevo aire” que tuvo la Nueva Mayoría tras la primera vuelta presidencial. Así lo explica Pepe Auth: “Esa probabilidad del nuevo votante (de la Nueva Mayoría) que había recuperado la esperanza de ganar porque estaba perdido en la primera vuelta, más bien se trasladó a ese votante que dijo ‘Piñera puede perder’ y que se moviliza  para evitar que pierda”. A eso añade que “aunque esta elección fue amplia en el resultado, digamos que en el clima previo fue absolutamente incierta, y la gente sintió que su voto podía hacer la diferencia”.

El académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, agrega que también se debe a que hay un electorado que se confió en primera vuelta, pero sí participó en el balotaje: “la participación aumentó por sobre el promedio en comunas como Vitacura y Las Condes, eso me lleva a pensar que parte del votante clásico de derecha se confió en la primera vuelta y ahora salió más que a confirmar el triunfo de Piñera en la segunda vuelta”.

4.- Moderación vs. Profundización

Para el analista Patricio Navia, la razón del triunfo de Sebastián Piñera es clara. Así lo explicó en su cuenta de Twitter sosteniendo que “la causa de la paliza es simple. En la campaña de segunda vuelta, Piñera se movió hacia el centro, Guillier a la izquierda“. En esa misma línea Pepe Auth dijo en Canal 13 que “Piñera supo hacerlo, porque si el enfrentamiento hubiese sido entre la retroexcavadora de la derecha y la profundización, probablemente habrían empatado. Pero la profundización siguió su curso para tratar de captar los votos del Frente Amplio, en cambio la retroexcavadora de derecha puso freno y más bien la estacionó y disipó todos los temores que pudiera haber de un cambio brusco, total, que quitara beneficios, etc.”, y agregó que el candidato de Chile Vamos “leyó la primera vuelta; entonces, al final la pelea fue entre el discurso de profundización de los cambios, versus de aggiornamiento del cambio“.

En esa línea Morales agrega que “la gente no votó por alternativas refundacionales, el péndulo se movió; si en un principio, en 2013, cautivaron estas ideas, ahora ocurrió lo contrario”.

5.- Errores y desaciertos de la Nueva Mayoría

Pero los expertos también han puesto sobre la mesa los “errores” y “desaciertos” de la coalición gobernante en la carrera presidencial. Entre los que se nombran están la tardanza en hacer funcionar un comando profesional o la incertidumbre que generó el programa del candidato Alejandro Guillier. “Jamás imaginé la secuencia de errores y desaciertos de la coalición, que en buena medida explica donde llegamos, y tampoco imaginé la dificultad  para terminar de constituir un comando y un mensaje nítido, además de una estrategia política adecuada, tanto para la primera, como para la segunda vuelta”, dijo el diputado Auth.

6.- Mal desempeño en el debate de Anatel

Otro de los puntos que se han esbozado tras la segunda vuelta es que el debate televisivo también habría aportado un grano de arena a la victoria de Piñera. “El debate tuvo incidencias”, dice Gonzalo Müller y explica que “cambió a la variable de capacidad, un voto más responsable, gente que dijo ‘no están en igualdad de condiciones en materia de capacidad. Por una parte Sebastián Piñera es muy capaz, y Alejandro Guillier dejó dudas relevantes”. El diputado Auth también tuvo palabras para el encuentro en TVN: “para nosotros fue mortal el debate en televisión”.

7.- “Frenteamplistas piñeristas”

Una parte de la votación de la abanderada del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, también ha sido sindicada como una causa del triunfo de Sebastián Piñera, los denominados “Frenteamplistas piñeristas”. “Tengo la tesis de que por lo menos uno de cada cuatro electores de Beatriz Sánchez, es decir cinco puntos de los 20 puntos, perfectamente están contenidos en el triunfo de Piñera”, dij0 Pepe Auth en Canal 13. Por su parte, Mauricio Morales, sostiene que “son personas que votaron por Manuel José Ossandón en la primaria, que después votaron por Sánchez y que ahora volvieron con Piñera. De hecho, si uno mira las comunas donde le fue bien a Beatriz Sánchez, son las mismas comunas de la región Metropolitana donde le fue bien a Manuel José Ossandón y donde incluso le fue bien a MEO el año 2009. Por lo tanto, son comunas extraordinariamente volátiles donde los votantes están dispuestos a cruzar la frontera ideológicas”.

A lo anterior se suma el experto electoral Tomás Fuentes, quien advierte que si bien “aún es preliminar realizar análisis específicos porque no tenemos los datos desagregados”, existen dos antecedentes importantes. “El voto de MEO en 2009, que es menos estructurado ideológicamente. Segundo, el voto más centrista DC que quedó huérfano luego de la primera vuelta. Esos dos antecedentes explican la movilidad electoral que vimos este domingo. Dicho en simple, una parte de ese voto “ideológicamente desestructurado” de Beatriz Sánchez más votantes centristas DC alineados en una escala izquierda derecha clásica, prefirieron a Sebastián Pinera en la segunda vuelta, cuya cifra ronda alrededor de los 500.000 votantes”.

8.- Factor Gobierno y Michelle Bachelet

La Presidenta Michelle Bachelet y su gobierno también conforman una de las causas. Para Gonzalo Müller, la Mandataria “al salir con tanta fuerza a apoyar a Guillier dio la sensación de que de nuevo se presentaba el tradicional eje de las elecciones de ‘continuidad y cambios’”, y agrega que “la continuidad era Guillier y el cambio era Piñera. De alguna manera alteró algo que en un momento era un plebiscito sobre Piñera a ser uno sobre el gobierno. Eso favoreció a Piñera”.

9.- Crecimiento y Desempleo

“Cuando se mira el resultado general y se cruza con la variable desempleo y pobreza, te explicas qué pasó en Atacama, en el norte, pero también en la región del Bío Bío. Hubo una cuestión de valoración del crecimiento, del empleo, y resulta que hay una personas que tiene capacidades y otra que no las tiene”, comenta Gonzalo Müller. Eso explica, dice, “el 58% de apoyo en la región del Bío Bío; triunfar en Lota, Coronel, Curanilahue para un candidato de derecha, tiene que ver mucho con eso, con la sensación de que en temas de pobreza y de empleo, habían quedado abandonados por la izquierda”.

En esa misma línea Pepe Auth explicó que “los sectores mineros que sufrieron por la baja del cobre, como Antofagasta y Tarapacá, le dieron un triunfo tremendo a Piñera. Y también Atacama, que era una zona histórica de la izquierda, yo diría que por primera vez un candidato presidencial de derecha gana en esa zona o en Lota”.

10.- Orden vs. Desorden

Por otra parte, el académico Mauricio Morales explica que la “competencia no fue en el eje izquierda-derecha”, sino que en el eje orden-desorden” y añade que “eso explica el resultado y por qué hoy nos llama tanto la atención el hecho de que en comunas y en zonas tradicionalmente de izquierda haya ganado Piñera, ya que no es un resultado que responde a la campaña electoral sino que al candidato que le dio más certidumbre”. Además los analistas creen que la unidad de Chile Vamos también aportó al triunfo del ex Presidente.

Fuente: ellibero.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: