Nacional Pais Política

Diputado Farías detalla el “espantoso lobby” del Gobierno para rechazar informe que apuntaba a Javiera Blanco

El legislador PPD y presidente de la comisión Investigadora que analizó las negligencias en el servicio, acusó un intenso despliegue de ministros en la Cámara previo a la votación que responsabilizaría a la ex titular de Justicia.

Como “espantoso” y “potente” ha calificado el diputado Ramón Farías (PPD) el lobby realizado ayer en el Congreso por el Gobierno para que se rechazara el informe de la Comisión Investigadora del Sename II, que responsabilizaba políticamente a la ex titular de Justicia Javiera Blanco de la agudización de la crisis del servicio.

Según comentó el parlamentario, presidente de la comisión investigadora y el único del oficialismo que votó a favor de la aprobación del informe, el Gobierno ejerció una “fuerte” presión a los diputados “para pedir que se rechazara, cosa que finalmente mis colegas de la Nueva Mayoría e independientes hicieron”.

Este lobby, según detalló Farías, se ejerció “con el despliegue de ministros ayer en el Congreso: el ministro Nicolás Eyzaguirre (Segpres), la ministra Paula Narváez (de la Segegob), el ministro Rodrigo Valdés (Hacienda) y la ministra de la Mujer, Claudia Pascual”.

Afirmó sentirse “desconcertado” por la decisión del resto de los parlamentarios de la coalición oficialista. “Parece que fui el único que se leyó el informe (…) Les dio lo mismo y se dejaron guiar por lo que el Ejecutivo finalmente les impuso”, sentenció.

El parlamentario PPD comentó que él estuvo presente en la reunión de bancada en la que el ministro Eyzaguirre les pidió que votaran en contra del proyecto.

Sin embargo, aseguró que el secretario de Estado no explicitó que la petición tenía como motivo “salvar” a Javiera Blanco, sino que el argumento era que el informe estaba mal hecho y que la Comisión había excedido en sus atribuciones.

Durante la tarde de ayer, la Cámara de Diputados rechazó el proyecto con 36 votos a favor, 47 en contra y 13 abstenciones. Los diputados oficialistas, menos Farías, votaron en contra o se abstuvieron.

“Fue a mi juicio un lobby muy potente sin entender siquiera lo que significaba rechazar. Rechazar significa que un año de investigación, un año de audiencias y de conclusiones quedan en nada”, expresó.

Precisó que esta decisión significa que “los niños del Sename siguen mirando al techo, quedan sin futuro y todos los otros casos que nosotros investigamos y que pusimos ahí en el informe quedan en nada”.

Tras la decisión de la Cámara, el parlamentario aseguró que está evaluando qué pasos se pueden seguir para mantener este tema en la agenda.

Fuente: Emol.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: