Política Región

Diputado Van Rysselberghe”renuncia de Gómez-Lobo es muestra de la desidia presidencial”

“Lamentamos la demora en la decisión presidencial de cambiar al ministro de Transportes, quien no sólo ha desarrollado una muy mala gestión, sino también ha recibido el apoyo del gobierno para desplegar iniciativas que no han resuelto los problemas de su área”, dijo.

El diputado de la UDI Enrique van Rysselberghe se refirió a la polémica salida de Andrés Gómez-Lobo desde el Ministerio de Transportes, asegurando que su renuncia es muestra de la “desidia presidencial”.

“Es de verdad insólito que la presidenta Bachelet haya tenido por dos meses en su cargo al ex ministro de Transporte que había renunciado en enero. Nos parece que a la mala gestión del ex ministro Gómez-Lobos se suma la desidia presidencial de mantener en el cargo a una persona renunciada y por tanto sin iniciativa ni motivación necesaria para ejercer su cargo”, sostuvo.

Para EVR, “claramente lo que tenemos acá es nuevamente la falta de decisiones oportunas y eficaces de la jefa de estado. La mandataria tiene plena consciencia de que la cartera de transportes es una de las peor evaluadas y que presenta problemas que se han incrementado, como el aumento en la evasión del Transantiago, y sin embargo decide postergar por dos meses un cambio que era simplemente inevitable y necesario”.

Y añadió: “Más lamentable es que este cambio se produzca justamente cuando el ex ministro, quien además es reconocido como uno de los autores intelectuales del Transantiago, debía enfrentar una interpelación solicitada por la oposición. De este modo además el gobierno elude la responsabilidad de rendir cuentas de sus errores y omisiones frente al parlamento, lo que además es una muy mala señal para nuestra democracia”.

“Lamentamos la demora en la decisión presidencial de cambiar al ministro de Transportes, quien no sólo ha desarrollado una muy mala gestión, sino también ha recibido el apoyo del gobierno para desplegar iniciativas que no han resuelto los problemas de su área de influencia. De ahí la más absoluta incapacidad de pensamiento crítico del ejecutivo con respecto a la labor del ex ministro, que al igual que la gestión general de esta administración, muestra números rojos y en elevado rechazo ciudadano en las encuestas” concluyó van Rysselberghe.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: