Economía Región

Edificio de la UBB contribuirá a crear ecosistema para innovación regional

La falta de vinculación entre actores relevantes del sistema científico-tecnológico con el aparato productivo regional suele ser asociada a la ausencia de espacios colaborativos en la región. Y precisamente la creación del Centro de Innovación Sustentable en la Universidad del Bío-Bío tiene el objetivo de aumentar la colaboración y articulación de actores. Esto, fomentando la creatividad para la innovación y el emprendimiento a nivel de escuelas, liceos y universidades, donde profesores, académicos e investigadores se vinculen con las empresas, el Estado y la sociedad civil, en definitiva un espacio de innovación abierta a toda la comunidad.

Está demostrado que los lugares de cooperación que han alojado a innovadores y emprendedores como los coworkings, labs, fabLabs o desigLabs y Hubs, son ecosistemas que contribuyen a la creación de comunidades creativas, donde los diferentes asistentes, empresarios, académicos, estudiantes, emprendedores y otros, pueden conectarse, trabajar en conjunto, desarrollar innovación y emprendimientos, es clave un espacio común y con acceso a redes de servicios.

Al analizar la oferta nacional y regional se puede apreciar escasez de plazas e infraestructura suficiente que contribuyan a generar un ecosistema innovador en la Región del Biobío.

Por ello, el proyecto se vincula directamente con la Estrategia Regional de Innovación y su política de ciencia y tecnología, principalmente en el objetivo de transformar la Ciencia y Tecnología en el motor que impulsa el desarrollo de la Región que apuntan a fortalecer la formación de capital humano para el ejercicio de la ciudadanía y el crecimiento económico inclusivo y sustentable.

EDIFICACIÓN

El proyecto contempla la construcción de un edificio de 5 niveles, contará con un Hub de Innovación, espacios de coworking y creatividad, Fab Lab, biblioteca multimedia, sala de talleres -seminario y oficinas administrativas, y fue encargado a uno de los más destacados arquitectos de Concepción, Mauricio Pezo. El concepto entregado por él fue generar espacios que incentivan la innovación, la creatividad y el trabajo colaborativo.

“Este es un edificio aparentemente sencillo, estable y regular que contiene un interior extraordinario e inesperado. Este es el mundo de la innovación; un espacio continuo, fluido y abierto que traduce literal y perceptualmente el propio proceso creativo de las prácticas académicas, del desarrollo secuencial de la investigación formal o de la dimensión reversible y múltiple del conocimiento informal”, indicó el arquitecto Mauricio Pezo.

La estructura espacial del edificio se basa en dos condiciones claramente diferenciadas, por un lado un centro vacío que establece una serie de puntos interconectados verticalmente, a su vez proyectados al exterior en sus cuatro direcciones cardinales. Por otro lado, unos espacios de trabajo privado que ocupan las esquinas de cada planta, en una figura circular cuyo centro pivota alrededor de cada arista.

El edificio propone una nueva manera de entender la planta libre de oficinas. En vez del tradicional sistema de pilares en una retícula indiferenciada y sin jerarquías, esta planta de oficinas es a la vez un espacio para exposiciones, talleres y reuniones controladas visual y acústicamente mediante unos muros curvos que cambian su tamaño en cada piso.

La diversidad e intensidad del espacio resultante será un factor fundamental de la dinámica siempre cambiante del trabajo innovador entre profesores y alumnos, investigadores, empresarios y la comunidad regional e internacional.

Fuente: elsur.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: