Pais

El entorno de Bachelet culpa a los medios

La convicción instalada en La Moneda es que gran parte de la baja popularidad presidencial tiene que ver con la mala comunicación de los beneficios de las reformas. Para mejorar, se han incrementado los presupuestos e implementado nuevos equipos.

El 4 de octubre en el multitudinario acto de apoyo a Michelle Bachelet en el Teatro Caupolicán, con motivo de un aniversario más del triunfo del NO en el plebiscito del 5 de octubre de 1988, la Presidenta Bachelet mostró una de sus principales preocupaciones, respecto a la manera como la opinión pública está percibiendo su gobierno. “Debemos mostrar capacidad para derribar el muro de la desinformación”, aseguró la Jefa de Estado.

Según informó la revista Que Pasa  la frase resume en buena medida la tesis instalada por Pedro Güell, director de políticas públicas del gobierno en el sentido de que la baja popularidad del gobierno expresada en las bajas cifras que muestran las encuestas, se debe a la poca capacidad de comunicar los beneficios de las reformas a los ciudadanos.

La preocupación queda demostrada en el presupuesto asignado a las áreas desde donde se gestiona la política comunicacional del gobierno. Según las estimaciones expuestas por el semanario, los fondos asignados al Ministerio Secretaría General de Gobierno crece en un 12,5% , lo que implica un aumento sustantivo respecto de otras reparticiones.

En números esto significa que el presupuesto total de la Segegob es de $ 29.173  millones, que contiene un extra para 2016 de $3.256 millones. En detalle, una de sus reparticiones, la Secretaría de Comunicaciones (SECOM) cuya misión específica es definir las estrategias comunicacionales y cuidar la imagen presidencial, tendrá un presupuesto de 1.010 millones y adicionalmente otros $1600 millones para concretar convenios de transmisiones oficiales.

Estos recursos ya están siendo reflejados en efectos prácticos como la confección del boletín Todos x Chile que desde 2014 difunde los programas gubernamentales, especialmente del área social. Esta difusión también incluye la compra de mensajes radiales en regiones, donde el vocero Marcelo Díaz explica la ejecución del presupuesto a las personas. En este ítem se incluyen las cadenas de televisión donde la presidenta ha explicado con pocas semanas de diferencia,  los trazos generales del proyecto de ley de presupuesto y el mecanismo constitucional.

Por otra parte, a fines de septiembre el gobierno abrió una licitación de $105 millones para concretar entrevistas y segmentos informativos especialmente en regiones, después de una reunión del vocero Marcelo Díaz con los representantes de los 23 canales de este tipo. Este estilo marca un precedente, pues según consigna Que Pasa, en gobiernos anteriores sólo se compraba publicidad estatal, pero no contenido periodístico.

El equipo de Marcelo Díaz, que en parte busca impulsar un diseño comunicacional para informar en medio de lo que se reconoce como la prensa muchas veces “hostil” hacia el trabajo de La Moneda, está formado por experimentados realizadores y productores  audiovisuales, como Bruno Bettati, quien antes trabajó con la ex ministra de Cultura Claudia Barattini, el ex director de programación de CHV, Pablo Morales, y el ex jefe del área no ficción de TVN, Germán Berger Hertz, al mando de la Secom.

Junto a ellos trabajan en el segundo piso los periodistas Sergio España y Haydee Rojas, jefa de prensa de la Presidencia. España junto a Jorge Grossi ayudan a Díaz a elaborar sus vocerías diarias sobre temas de contingencia. Y las actividades en terreno de la Presidenta son registradas por la cineasta Tatiana Gaviola. A ellos se suma el ex gerente de estudios de TVN Matías Chaparro.

Aunque la idea no es iniciar una “guerra frontal” contra la prensa si se maneja la idea de mejorar la políticas de medios del bloque oficialista, una deuda pendiente desde que existe la antigua Concertación y que podría tener un giro a partir de lo que se haga con los medios regionales. Por ahora, Germán Berger director de la Secom, se reunió con los presidentes de partido de la Nueva Mayoría para detallar la cobertura de prensa y el impacto del discurso y las actividades oficialistas, principalmente para unificar los discursos del sector

 

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: