Deportes

El millonario gasto que significa mantener operativo el Estadio Nacional

El Estado desembolsa cerca de US$2 millones anuales por costos de mantenimiento.

Mantener el estadio Nacional implica un alto costo. El propio alcalde de Ñuñoa, Pedro Sabat, hizo un llamado al Estado a estudiar la posibilidad de concesionar el reducto deportivo: “Más vale que una gran cantidad de recursos se pudiera invertir en el Nacional, y así se podría quitar un gasto al Estado, porque gasta mucha plata en mantenerlo”, señaló el edil en conversación con La Tercera.

El costo anual del estadio, es decir, las 60 hectáreas que contemplan cancha de patinaje, de tenis, centro acuático, diamante de béisbol, pista atlética, velódromo, el Centro de Alto Rendimiento y el hotel, entre otras instalaciones, obliga al Gobierno a desembolsar cerca de US$ 2 millones de dólares en concepto de mantención y operación, entre los que destaca el pago de pintura, guardias, pasto y seguridad, entre otras cosas. Sólo el coliseo obliga a destinar cerca de $ 800 millones.

Es por esto, que pese a que han evitado a referirse públicamente, en el Ministerio del Deporte no descartan sentarse a dialogar con la concesionaria estudiantil: “No (daremos declaraciones), porque nadie ha realizado una propuesta formal. Sólo sabemos lo que dicen los medios”, respondieron escuetamente.

Sus dichos cayeron bien en Universidad de Chile, luego de los problemas que se han ido presentando en la construcción de su coliseo en La Pintana. Hace unas semanas, Carlos Heller, presidente azul, reveló que sería un sueño hacerse del Nacional.

Los costos para la U

Actualmente, Universidad de Chile tiene un contrato de arriendo preferente con el IND hasta 2017, el cual cede el coliseo del Nacional para sus partidos de local y le da el derecho a un contrato a largo plazo. La decisión, sin embargo, depende del Gobierno y las autoridades del IND.

Los estudiantiles desembolsan $ 20 millones por cada partido Clase A (clásicos o duelos de alta convocatoria). En los encuentros de menor asistencia, el Estado exige el pago de $ 15 millones. A esto, se le suma que los estudiantiles deben invertir, por encuentro, cerca de $30 millones en seguridad. En promedio, la U disputa 16 encuentros en el reducto ñuñoíno, es decir, debe cancelar cerca de $ 260 millones por sólo utilizar el coliseo.

Fuente: La Tercera.

 

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: