Nacional Pais

El primer año de la política migratoria del gobierno

Un proceso de regularización y nuevos tipos de visas fueron las principales medidas implementadas por el Ejecutivo.

“Ha llegado el momento de poner orden en este hogar que compartimos”, afirmó el 9 de abril de 2018 el Presidente Sebastián Piñera, fecha en que el gobierno tomó posiciones en cuanto a una política clave en el país: la migración.

Ese día, el Ejecutivo inició un proceso de regularización especial para los extranjeros que se encontraban en situación irregular en el país, junto con la creación por vía administrativa de seis tipos de visas.

Un balance entregado por el Servicio Jesuita Migrante que registra las cifras del Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior y la Cancillería, muestra que en el proceso de regularización participaron 155.707 personas hasta el 28 de febrero de 2019. De ese total, se otorgaron 113.479 permisos, lo que equivale al 72,9% de los solicitados

Los expertos analizaron los resultados de las medidas. Para José Tomás Vicuña, director del Servicio Jesuita a Migrantes, las acciones implementadas “no han tenido el efecto esperado”. Añadió que “se inscribió la mitad de las personas en el proceso de regularización (se estimaba que serían 300 mil), lo mismo que en el primer llamado a la visa de oportunidades laborales”.

Vicuña aseguró que evalúa de manera positiva la visa de Responsabilidad Democrática, pues las personas pueden llegar con RUT desde su primer día. “Sin embargo, este instrumento aún es muy poco conocido en Venezuela y el año pasado más del 80% de los migrantes de ese país ingresó a Chile como turista y no con esa visa, pues era muy difícil el acceso a ella”, dijo.

Luis Zurita, representante de la Asociación Venezolana en Chile, enfatizó que el plan es “insuficiente”: “Si la idea era estabilizar y regularizar el flujo migratorio, creo que aún eso no se cumple. La digitalización de los trámites no ha solucionado el problema de las filas y aunque no deban estar en la calle, siguen aguardando largo tiempo para ser llamados”.

Por su parte, Emmanuel Cimeus, secretario ejecutivo de la Organización Socio Cultural de los Haitianos en Chile, criticó los alcances de la visa de Reunificación Familiar. Afirmó que hay personas que lograron reunirse con su familia directa, “pero el problema es que la medida solo permite traer al país a los hijos, pero no se puede hacer lo mismo con los padres o madres, lo que es considerado como injusto por muchas personas”.

 

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: