Nacional Pais

En qué fijarse a la hora de comprar una silla de seguridad de autos para niños

La Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset) entrega una serie de recomendaciones como verificar la fecha de vencimiento de los sistemas de retención infantil que exige la ley. Revisa en la infografía al final de esta nota los consejos para trasladar a los niños de forma segura.

En marzo del año pasado entró en vigencia la nueva normativa para el traslado de niños en automóviles particulares y lo hizo en medio de un fuerte debate. Algunos sectores apuntaron que la iniciativa afectaría directamente el bolsillo de la clase media, aunque los datos de mortalidad infantil en accidentes de tránsito avalaban la necesidad de implementar mayores medidas de seguridad.

A un año de implementada la ley y cuando miles de escolares se encuentran en el proceso de retorno a clases, es fundamental conocer los alcances de la normativa y recomendaciones para trasladar seguros a los niños en los vehículos.

El texto legal indica que “hasta cumplir nueve años (o estatura de 135 centímetros y 33 kilogramos de peso), los niños y niñas deben ir en un sistema de retención infantil apropiado según su edad, talla y peso”.

Además, “niñas y niños menores de 12 años deben ir siempre en el asiento trasero del vehículo, utilizando el cinturón de seguridad o sistema de retención infantil adecuado”.

Los conductores que lleven a un menor de 12 años en el asiento delantero o a un niño o niña menor de nueve años sin su sistema de retención infantil, se arriesgan a una multa gravísima, lo que significa una sanción de 1,5 hasta 3 UTM y la suspensión de licencia entre 5 y 45 días.

Recomendaciones para escoger la silla

A la hora de elegir un Sistema de Retención Infantil, La Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset) recomienda éste debe ser compatible con el vehículo según el tamaño y el sistema de anclaje disponible en el auto, el que puede ser isofix, latch o cinturón de seguridad.

Además, todos los sistemas de retención deben cumplir con la certificación europea o norteamericana vigente y estar acreditados por Conaset. En ese mismo punto hay que comprobar cuándo vence la silla, pues todas tienen una fecha de caducidad porque los materiales con los que están hechas pueden desgastarse.

También hay que descartar el uso de una silla si es que participó en un accidente de tránsito, pues puede haber sufrido algún daño que no se note a primera vista.

Fuente: Emol.com

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: