Nacional Pais

Especialistas advierten error en el Censo de Bachelet y sostienen que la cobertura de viviendas es inferior a la de 2012

La omisión de inmuebles fue de, al menos, 119.438 unidades, lo que representa una cobertura de viviendas de 96,7%, muy inferior a la cobertura del 98,95% que informó la Presidenta Bachelet, y al 98,2% del Censo de 2012, por el cual la Nueva Mayoría ha fustigado el ex Presidente Piñera.

Una concurrida celebración hizo la Presidenta Michelle Bachelet el pasado miércoles 17 de mayo para galardonar a cuatro de los más de 500 mil censistas que realizaron la “gesta cívica” -según sus palabras- de la encuesta durante abril.

Los elegidos fueron una estudiante, un adulto mayor, un inmigrante y un funcionario público, y la Mandataria afirmó que “con la información levantada el 19 de abril, sumada a la recuperación de la información de las viviendas que se habían quedado sin censar, y que se hizo durante esta semana, el Censo del 2017 llegó al 98,95% de las viviendas del país.  Yo creo que ese es un muy buen resultado que tenemos que aplaudir”.

Bachelet aseguró que “con esta cifra, podemos decir que como ha sido la costumbre centenaria, Chile ha vuelto a realizar un buen Censo (…) Realizar este nuevo censo abreviado tuvo el desafío de reconstruir la confianza entre nosotros”, aludiendo a la polémica medición que se hizo en 2012 durante la administración del Presidente Sebastián Piñera.

La Mandataria cumplió su promesa de campaña, de que era “imprescindible realizar un nuevo Censo. Para no repetir los errores del Censo 2012, debemos planificar su implementación con rigurosidad y el cuidado que amerita”.

La medición tuvo un costo administrativo y operativo de $50 mil millones, más otros US$700 millones que significó paralizar el país durante un día hábil.

El error en la estimación de viviendas del Censo de Bachelet

Sin embargo, la celebración de Bachelet podría tener corta duración, ya que la cobertura de viviendas que anunció (98,95%) y que le proporcionó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) que dirige Ximena Clark, está sobreestimada y es, incluso, inferior a la del criticado Censo de 2012, según afirman a “El Líbero” diversos especialistas en mediciones censales.

El dato clave que explica dicha sobreestimación es que la cobertura de viviendas que destacó la Mandataria de 98,95% -y, por ende, una omisión de 1,05%-  no incorpora el aumento de las viviendas nuevas construidas entre el precenso de 2016 y el Censo de abril. Y es que el precenso es el indicador fundamental contra el que se comparan las viviendas realmente censadas, y metodológicamente se deben incorporar al calcular la cobertura de viviendas.

Según los datos del INE, la tasa de crecimiento anual de viviendas entre el precenso de 2011 y el del año 2016 fue de 2,76%, porcentaje que para el período agosto 2016 a abril de 2017 equivale aproximadamente a un 2%. En consecuencia, la cantidad de viviendas se incrementarían en 128.428. Eliminando el 7% de estas viviendas debido a que algunos permisos de construcción no se habrían concretado, el incremento sería de 119.438 viviendas, pero ello no se incluyó en la cobertura de las casas dadas a conocer. Lo que significa que las viviendas a comparar no son las 6.421.382 arrojadas en el precenso de 2016, sino las 6.540.820 que existían al momento de hacer la encuesta en abril pasado.

Por lo tanto, el INE no contabilizó la existencia de 119.438 viviendas nuevas, por lo que la verdadera cobertura de viviendas del Censo 2017 fue 96,7%, lo que significa una omisión de 3,3%, bastante alta para las mediciones históricas.

La cobertura de viviendas del Censo de 2012 fue mejor

De hecho, el vapuleado Censo de 2012 tuvo una cobertura de las viviendas de 98,2%, según concluyó el informe final de la  comisión externa revisora del Censo  2012 que dirigió el economista David Bravo. En su informe final se aprecia que la omisión de viviendas del censo 2012 la estimaron en un 1,8%, como se señala en el siguiente extracto de ese documento.

“En el Censo 2012 tiene un 1,8% menos de viviendas particulares que el marco de viviendas estimado en base a información secundaria. Esta diferencia no es necesariamente omisión censal, ya que parte de las viviendas con permisos de edificación no llegan a transformase en viviendas construidas. La tasa de “no ejecución” de permisos de edificación implícita para igualar el marco de viviendas al total de viviendas censadas es cercana al 7%, magnitud que parece razonable. Por ello, los antecedentes disponibles sugieren que la omisión censal de viviendas particulares no habría sido significativa a nivel nacional”, señala dicho informe en su página 27.

Especialista: “No ayuda en nada comprometer a la Presidenta en juicios que no están respaldados”

El ex profesor del departamento de Estadísticas de la Universidad Católica e investigador del Centro de Estudios Estadísticos (DATA), Carlos Araujo Ayesta, afirma que “

el hecho de que la cobertura de un Censo de Vivienda se encuentre cercana al 100%  no “prueba” que el Censo de Vivienda haya sido bien hecho por lo que ciertamente no aporta a la imagen de seriedad, confianza y credibilidad que debe cuidar el INE el hecho de apresurar a comprometer a la Presidencia de la República en juicios sobre la calidad de una tarea que no están respaldados por los propios resultados del Instituto”.

Araujo plantea que dicho organismo debe saber que “esta cifra de cobertura nada tiene que ver con la calidad de la tarea destinada al cumplimiento del propósito fundamental de este Censo 2017 que fue actualizar parcialmente información sobre población. Será necesario conocer resultados del Censo de Población 2017 para referirse a la calidad y confianza que merece la institución ejecutora de dicho Censo 2017. Por lo pronto, al alto número de censistas y el muy escaso tiempo destinado a su capacitación son factores que dificultan alcanzar un buen resultado a pesar del escaso número de preguntas consideradas en este Censo 2017”.

Fuente: ellibero.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: