Región

Estado de Catástrofe determina salida de primeros efectivos de Fuerzas Armadas

Los primeros 150 efectivos salieron a las calles desde el Regimiento Chacabuco a distintos puntos de la zona de manera estratégica, luego de que durante la mañana de ayer el Gobierno declarara zona de catástrofe en la Región del Biobío

“Efectivos de Fuerzas Armadas trabajarán junto con Carabineros en mantener el orden público, en los sectores de mayor sensibilidad que determinaremos. No puedo entregar un mensaje de tranquilidad respecto a lo que tiene que ver con los incendios forestales y las cerca de veinte mil hectáreas afectadas, pero si puedo dar tranquilidad y seguridad a la población”, manifestó el comandante en jefe de la Segunda Zona Naval, contralmirante Marcelo Gómez, en su primera intervención pública tras asumir funciones como jefe de fuerza, minutos antes de comenzar la última reunión del Comité de Operaciones de Emergencias (COE), a cargo del subsecretario del interior, Mahmud Aleuy y autoridades locales.

Además descartó, en primera instancia, la idea de decretar toque de queda que se manifestó en primera instancia en redes sociales, de manera errónea. “El toque de queda es una condición legal dentro de mis atribuciones, pero no la dispondré en este minuto ya que no hay un desorden público o amenaza a la seguridad que lo amerite. Creo que un toque de queda inquietaría aún más a la población”, complementó.

COMPLEJO ESCENARIO

“El último cálculo que hicimos, considerando algunos focos que pudimos detectar en las últimas horas del miércoles nos indicó que cerca de 13 mil hectáreas quemadas, desde el miércoles de la semana pasada”, indicaba el intendente Rodrigo Díaz a primera hora de la mañana de ayer sin poder anticipar el complejo escenario que hasta hoy se vive en la Región del Biobío.

Según el último informe emitido, cerca de las 19 horas de ayer, más de veinte mil hectáreas fueron consumidas por el fuego, con principales focos en Chaimávida, Florida y Tomé. “Desde el domingo 22, hemos tenido 86 incendios. De ellos, 16 están en combate, 15 controlados, 25 bajo observación y 30 extinguidos. En lo que se refiere a hectáreas afectadas se estima que 22 mil hectáreas, lo que habla de la complejidad de las últimas 24 horas transcurridas”, indicó la máxima autoridad regional, enfatizando que la cantidad de hectáreas afectadas se cuadruplicó en 48 horas.

Además el último catastro señala que 54 viviendas y tres escuelas fueron consumidas con el fuego, recibiendo a 179 personas en los trece albergues constituidos alrededor de la Región.

PRESENCIA MINISTERIAL

Durante la mañana de ayer arribó a la Región el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, enviado por la presidenta Michelle Bachelet para monitorear en terreno las labores de prevención en el Biobío.

“Vengo a ponerme a disposición de las autoridades locales y regionales, además del jefe de fuerza, para ayudar en la coordinación de las distintas tareas y podamos enfrentar el incendio con la prioridad de cuidar las vidas humanas. Vengo a ponerme a disposición el tiempo que sea necesario”, fueron sus primeras palabras al arribar a la oficina regional de la Onemi.

Además la autoridad se refirió a las pérdidas que sufrió la oficina de Vialidad, tras ser atacada por el incendio en las cercanías de Penco y que dejó pérdidas cercanas a los 200 millones de pesos. “Bodegas y maquinarias fueron afectadas. No lamentamos ninguna víctima fatal, pero si sufrimos una dificultad”, señaló.

Durante su primera jornada en el Biobío, Undurraga recorrió distintos focos de los incendios en compañía del intendente Díaz, trasladándose a Florida durante la tarde de ayer tras recibir a la delegación de bomberos colombianos que aportarán en las labores de rescate.

“Venimos convencidos de que haremos el trabajo aplicando el sistema de comando de incidentes de los puestos de mando unificados. Tenemos personal que ha recibo capacitación e información como técnicos de brigadas forestales, lo que nos ayuda muchísimo para ser más efectivos en la respuesta”, detalló Fidel Medina, comandante de la brigada de 29 bomberos.

FALLECIDOS

De acuerdo a lo informado por Fiscalía, ayer fue encontrado el cuerpo sin vida de un habitante de Lloicura, en el sector de Rafael en la comuna de Tomé. El hombre habría fallecido al interior de su vivienda, durante la madrugada de ayer, en momentos en que el incendio avanzaba.

La segunda víctima fue el bombero y ex comandante Juan Bizama, de la comuna de Ñiquén, luego de un accidente de tránsito ocurrido mientras se dirigía a un incendio forestal en San Fabián. En estado grave quedó su compañero Felipe Romero.

Fuente: elsur.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: