Economía Región

Fantuzzi e Ibañez lideran seminario que educa a pymes: “Ni un pelo de tonto”

El empresario y presidente de Asexma, Roberto Fantuzzi, y el abogado fundador de Defensa Deudores, Ricardo Ibáñez, animaron ayer la primera versión de “Ni un pelo de tonto”, seminario que buscó educar, informar y orientar a dueños, socios y representantes de pequeñas y medianas empresas, en temas asociados al ámbito de la innovación, legal, tributario, y financiero.

Ibañez (www.defensapyme.cl), explicó que este ciclo de seminarios se inician a partir de los tres años de la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento (ex Ley de Quiebras).

“Hemos visto con desazón cómo las pymes no han hecho uso de esta ley. Sólo 1.700 se han sometido a los distintos procedimientos que ésta establece, pudiendo someterse más de 55.000. O sea, tiene una ocupación muy baja para la pyme”.

Lo preocupante, a juicio de Ibáñez, es que se ha visto cómo grandes empresas como Masvida, supermercados Bigger y La Araucana, además de varias constructoras, se han acogido a la ley, pese a que estaba hecha para que se organizara la pyme.

“Creemos que las pymes, que generan el 60% de la fuerza laboral en Chile, no la usan porque tienen miedo, porque el endeudamiento conlleva un estigma negativo, a diferencia de lo que pasa en legislaciones mucho más adelantadas como la norteamericana, donde el tema del fracaso financiero se ve como un aprendizaje y una oportunidad, y tiene un estigma positivo, con acceso a mejores tasas de créditos y acceso preferente de la banca. En Chile, si cometes un delito, puedes borrar tus antecedentes penales. Si te casas, puedes divorciarte, pero si caes en insolvencia, prácticamente estás condenado de por vida”.

Es en este contexto que se planificó este seminario, añadió el abogado, para que la pyme entienda y conozca las alternativas que otorga la ley, en un contexto de un año económico malo, pero que se proyecta que mejore este 2018.

“Queremos que la pyme se reorganice, que siga generando empleo y que no opte por bajar la cortina”.

Más de 50 años

Por su parte, Roberto Fantuzzi, recordó que en sus más de 50 años ligado al mundo empresarial, la realidad era que cuando una empresa fracasaba, no le quedaba más que cerrar o quebrar.

“Hoy es importante que sepan que hay un salvavidas y que lo deben utilizar. Hay que desarrollar en Chile la cultura del fracaso con el objeto de desarrollar actividades económicas”.

Fantuzzi destacó el tema de las empresas familiares, que en Chile difícilmente pasan las cuatro generaciones, y recordó la historia de un libro israelí.

“Dos hermanos que mantenían una empresa familiar, ante problemas entre ellos, pidieron hablar con su hermano mayor, que era rabino, quien los convidó a comer comida china. Él comía con sus palitos chinos, pero apenas escuchó la palabra separación, comenzó a comer con uno, cayéndosele toda la comida… Sí, los palitos chinos chocan entre sí, pero sirven para comer”.

Pues bien, en la ocasión se regalaron palitos chinos a los asistentes, pero además, un preservativo.

“El preservativo simboliza a la cultura empresarial chilena, donde el trabajador debe cumplir una orden al pie de la letra, porque no está para pensar. Entonces lo que se está haciendo es ponerle un condón en la cabeza porque no lo dejas ser fértil en su creatividad”, enfatizó Roberto Fantuzzi.

Fuente: diarioconcepcion.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: