Pais

FMI baja a 2,5% proyección de crecimiento para la economía chilena este año

La cifra se compara con el 2,7% estimado en abril. Para el próximo año la previsión fue recortada a 3,1% desde 3,3%.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) bajó este miércoles la estimación de crecimiento para la economía chilena este año a 2,5% desde el 2,7% previsto en abril, en medio de un débil comportamiento de la demanda privada y una moderación en los precios de las materias primas.

“En Chile, la demanda privada se ha mantenido relativamente débil a pesar del impulso derivado del apoyo fiscal, por lo que hemos reducido nuestras proyecciones de crecimiento”, dijo el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, al dar a conocer el informe, Perspectivas Económicas para América Latina y el Caribe.

Pese al recorte la economía chilena sería la tercera con mejor desempeño el región durante este año después de Perú (3,2%) y Colombia (3%).

En tanto para el próximo año el organismo recortó la previsión para la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) chileno a 3,1% desde 3,3%.

Werner agregó que las proyecciones de crecimiento para América Latina y el Caribe se han revisado aún más a la baja —al 0,5% en 2015— lo cual supone una desaceleración de la actividad por quinto año consecutivo.

“La última edición de Perspectivas económicas: Las Américas publicada en abril de 2015 se centró en las diferencias entre el Norte y el Sur de la región, donde se registró una vigorosa actividad económica en el Norte, neutralizada en parte por el débil crecimiento en América del Sur. En general, estas mismas fuerzas siguen estando presentes en la actualización de nuestras perspectivas para la región”, señaló.

Sin embargo, precisó que “el crecimiento más débil de lo previsto en Estados Unidos al comienzo del año ha empujado a la baja las perspectivas de crecimiento en México, América Central y el Caribe, mientras que el persistente descenso de los precios de las materias primas ha debilitado aún más el entorno externo para la mayoría de los países de América del Sur. Al mismo tiempo, algunos factores internos se han sumado a las dificultades de carácter externo, contribuyendo a debilitar la confianza de las empresas y los consumidores y, por lo tanto, a reducir la demanda privada”.

Asimismo indicó que la moderación de los precios de las materias primas y el alto nivel de apalancamiento de las empresas implican que la inversión probablemente seguirá siendo débil durante un período prolongado.

La semana pasada, en su reporte sobre el Panorama Económico Mundial, el FMI había bajado la proyección de crecimiento para América Latina a 0,5% en 2015 y un 1,7% en 2016, cuatro y tres décimas menos de lo esperado en abril.

 

Fuente: La Tercera.

 

 

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: