Opinión

Halloween y dientes

Durante Halloween aumenta la cantidad y frecuencia de consumo de dulces. Por lo tanto, este consumo desmesurado aumentará la posibilidad de que se generen lesiones de caries en un corto tiempo.

La exposición constante de los niños frente a alimentos cariogénicos como el azúcar, aumenta considerablemente el riesgo de producir caries, por lo que la ingesta de éstos debe ser controlada y supervisada por un adulto, ya que son fermentados por bacterias presentes en la cavidad bucal, que a su vez producen ácidos, haciendo más susceptible la estructura dental para que se produzcan este tipo de lesiones.

Eventualmente, esta fecha podría representar un riesgo, ya que los niños más pequeños se ven expuestos a este tipo de celebraciones no solo en el hogar, sino que en el colegio y en jardines infantiles. Además de los padres, debemos educar también a la comunidad educativa, para que ellos también sean partícipes de una ingesta responsable.

A su vez, los niños cada vez son más receptivos a las indicaciones, están más informados y más al tanto de lo que ocurre en su entorno, por lo que también una estrategia adecuada es conversar con ellos, explicarles lo que puede ocurrir con un consumo excesivo y, en lo posible, llegar a un acuerdo en cómo se dosificará la ingesta de dulces, idealmente un día antes de Halloween.

Dra. Carolina Winter

Académica Facultad Odontología U. Andrés Bello.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: