Región

Hasta fin de mes inscribirán a voluntarios del albergue móvil

La conciencia social es uno de los elementos que enriquecen a la comunidad y que generan vínculos entre las personas que se relacionan cada día.

Durante varios meses, una iniciativa basada justamente en la conciencia social comenzó a prepararse en los recovecos de Concepción para lanzarse hoy en la Plaza de la Independencia, y mostrar a la comunidad penquista lo que se conoce como el “Albergue Móvil”.

Monseñor Fernando Chomali es quien comenzó con el proyecto, como una forma de entregar ayuda a los que necesitan de un techo durante las noches. Según esto, la idea del albergue móvil busca dar apoyo de una manera diferente e innovadora que no había sido llevada a cabo nunca antes en Chile.

“El objetivo de este proyecto es dar cobijo a aquellas personas que pasan la noche en la calle, que están expuestas a las inclemencias del tiempo y que por diversas razones no quieren ir a los albergues que disponemos en Concepción y Talcahuano”, mencionó Chomali.

El proyecto, que recibirá por nombre “La Misericordia”, estará ubicado en la Plaza de la Independencia penquista cada noche, desde las 22.30 hasta las 7.30 horas y contará con un trabajador social y un monitor para ayudar y acompañar a quienes lo utilicen durante las noches.

“Además, dispondremos de voluntarios de todas las edades y situación sociocultural que participarán en esta iniciativa social y estarán dentro del albergue todas las noches”, afirmó el arzobispo.

UNA GRAN INVERSIÓN

Además de tener un valor social para la comunidad penquista, el albergue móvil requirió de una inversión de 29 millones de pesos, agregando las donaciones en materiales e insumos. “Muchas instituciones extranjeras y nacionales, viendo la urgencia de contar con un espacio como este, nos ayudaron y formaron parte de esta inversión”, aseguró.

Asimismo, monseñor Chomali destacó que a este monto se agrega el esfuerzo y la buena disposición de quienes colaboraron para que el proyecto fuese llevado a cabo.

“La ayuda de quienes trabajaron y colaboraron voluntariamente, con mucho profesionalismo y amor, hacen ver un futuro promisorio para este tipo de iniciativas, que sólo pretenden participar en la construcción de un mundo más humano, más cálido y más tierno”, comentó.

Son diversos las problemáticas sociales que suceden en los tiempos modernos alrededor de todo el mundo, aseveró el arzobispo. Si bien en Chile los albergues establecidos funcionan cada día y noche, quienes los necesitan muchas veces optan por no utilizarnos, tal como lo han reconocido desde el ministerio de Desarrollo Social.

“El albergue móvil es una solución real y concreta a un problema de toda la sociedad. Que en pleno siglo XXI duerman seres humanos en la calle, no nos puede dejar indiferentes. Un grupo importante de personas e instituciones no quedaron indiferentes y nació este proyecto, que hoy es una realidad”, aseguró.

EQUIPAMIENTO Y VOLUNTARIOS

Desde 2015 que la idea del albergue móvil ha dado vueltas en Concepción. Como una idea que nació del mismo monseñor Chomali, se comenzó a compartir a instituciones, empresas y organizaciones, llegando hasta la empresa de Buses Hualpén, que donó una máquina, y luego la Escuela de Diseño del Instituto Profesional DuocUC, que realizó los planos y la transformación del bus.

Al proyecto se sumó el apoyo del sindicato de trabajadores de Huachipato y de Asmar, que también han aportado a la construcción del albergue.

Gustave Pennart, coordinador del proyecto, afirmó que el bus fue implementado con dos baños con ducha, lavamanos y tazas, una sala de estar que se transforma en cuatro camas, además de tener colaciones como té, café y galletas que estarán a disposición de la gente que suba.

“Todo esto lo logramos con mucho trabajo. Funcionaremos con dos personas que estarán fijas y también con voluntarios, que pueden ser hasta cuatro por cada noche. Creamos un sistema de inscripción y tendremos capacitaciones para ellos”, explicó.

Por último, Pennart apuntó que quienes quieran trabajar como voluntarios pueden inscribirse directamente en la página www.alberguemovil.cl, donde deben especificar el día en que colaborarán. “Las inscripciones para junio terminan el 31 de mayo y la capacitación será el 1 de junio. Por ahora contamos con 16 voluntarios para empezar”, concluyó.

Fuente: elsur.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: