Deportes

Ignacio Casale sale al mundo

El piloto anuncia cambio de equipo, correrá por primera vez en Europa y advierte que va por su segundo título de Dakar en quads.

A Ignacio Casale se le nota con renovadas energías. Y son varias las razones por las que el piloto está así. Los recientes proyectos le han brindado nuevos bríos, pensando en un segundo semestre que se plantea ambicioso e ideal para pagar deudas.

La primera era la llamada internacionalización de su carrera. Casale dirá presente en  su primera prueba en el Viejo Continente, en el Baja Aragón de este fin de semana, ayudado por su nuevo equipo, el español Xraids. “Era una deuda muy grande. Los costos para correr en Europa son muy altos, pero hemos conseguido lo necesario. El equipo allá me está ayudando un montón, se han portado mejor de que esperaba y eso me tiene muy motivado”, asegura Casale a horas de emprender el vuelo a Lleida, donde están los cuarteles del equipo.

Los acercamientos entre Casale y Xraids vienen de noviembre de 2014, pero se concretaron ahora. “Partió sólo por la internacionalización de mi carrera. Llamé al equipo y les pedí ayuda porque quiero correr el próximo año el mundial de rally completo. Mi equipo anterior, Tamarugal, es un equipo muy grande, se portó muy bien conmigo, pero me faltaba la plataforma que ellos no podrían darme. Para correr afuera tuve que dejar el equipo”, explica.

Ya había corrido en el extranjero, pero en América. El Baja Aragón se convierte en su primera experiencia en Europa y Casale advierte un grado de dificultad. “Los pilotos allá son muy buenos. Voy a entrenar de lunes a jueves, pero espero estar dentro de los tres primeros”, comenta. “Si lo consigo, estaré muy contento”, agrega.

Y si lo hace, será un buen comienzo pensando en su gran objetivo, el Dakar 2016. “Quiero ganarlo nuevamente, no lo puedo ocultar. Es primera vez en mucho tiempo que me siento rápido, me siento al mismo nivel que cuando gané el Dakar”, declara. Sesiones continuas de entrenamiento en moto y bicicleta, más un fuerte trabajo en gimnasio ha sido la rutina de Casale para afrontar el calendario que lo lleva a España, Perú y Marruecos.

Todo con un gran esfuerzo personal, afirma. “No están bien las cosas”, dice Casale. “Se me cayeron dos grandes auspiciadores, pero tengo otros que siguen fieles a mí. Esto me afectó el presupuesto, por lo que haré un gran esfuerzo para competir afuera. La situación económica afecta a todos, aunque los amateurs se han resentido más”, apunta. ¿Razones? “Que el Dakar no pase por Chile es un golpe grande para los pilotos más chicos, que dependían de eso. A los más grandes no tanto, sino que la mala situación del país es más fuerte”.

Y después del Dakar 2016, repetir los logros y llegar al mundial, siempre arriba de un cuadrimoto. “No hay forma de cambiarme ahora”, asegura. “No volveré a las motos, por lo que sólo quedan los autos y eso lo haré sólo cuando me retire. Soy joven, tengo 28 años, me quedan muchos años arriba de la quad, siento que puedo dar más y por eso no cambiaré ahora”, adelanta. El vínculo entre Casale y su quad seguirá por mucho tiempo.

 

Fuente: La Tercera.

 

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: