Deportes

“JoaKing” ya destaca dentro del olimpo del golf mundial

Peleó el título desde el jueves y no cerró con una buena ronda, pero Joaquín Niemann finalizó sexto en el Memorial, empatado con Justin Rose, medalla de oro en los Olímpicos de Río, y delante de grandes como McIlroy, Thomas, Johnson o Tiger Woods.

Se soñó con un título. Si desde el mismo jueves, Joaquín Niemann se ubicaba como puntero del campeonato, posición que supo mantener el viernes. Al domingo llegaba como sublíder y en la jornada final tuvo a los favoritos a tiro, pero no se pudo. El jugador talagantino, en su quinto torneo como profesional en el PGA Tour, terminó sexto.

Se decía que iba a llover en la tarde sobre Dublin, Ohio, por lo que los organizadores decidieron que todos las salidas se hicieran bien temprano. Menos descanso para los jugadores que terminaron tarde la jornada del sábado, como Niemann, pero entendible para evitar el agua.

Ya en el primer tiro, Joaco atacó la bandera del par cuatro. La alcanzó, hizo par, y dejó la confianza en alto para su primer objetivo, el par tres que la seguía. Bien atacada otra vez, con la pelota de salida a cuatro metros de la bandera. Un putt correcto le dio al chileno su primer birdie del día y la chance de ir por más.

En las tres rondas previas, el nacional nunca se achicó con la cancha. Ni porque Jack Nicklaus lleva varios días preocupado de él, ni por tener que jugar a metros de Tiger Woods, su ídolo de infancia. Menos lo iba a hacer ayer, compartiendo salidas con Justin Rose, el inglés ganador de un major, una decena de torneos y la medalla olímpica en Río 2016. Poco le importó todo eso todo el fin de semana.
Salvó tres pares seguidos el ex número uno del mundo amateur, pero después vendría el primer indicio de que la primera corona en el PGA debería esperar. El primer golpe cayó en un crossbunker, aunque lo peor vendría después: la sacada de la arena finalizó con la bola en el agua, injugable. El drop y consecutivo castigo de un golpe, preveía el doble bogey con que finalizaría el hoyo seis.

En Estados Unidos han destacado estos días la fortaleza mental de Niemann. Ya el sábado, cuando las cosas no iban tan bien, el nacional se vio nervioso, pero no por eso perdió la mano. En la ronda de ayer mostró aquellos nervios de acero que dicen que tiene y sólo un par de greens más adelante, en el hoyo ocho, un par tres, arregló en algo el desastre con un birdie.

Así, terminaría la primera parte de la cancha con par de campo. Correcto, sí, pero para ganar el Memorial 2018 estaba claro que el camino debía estar más poblado de birdies, no por nada el líder (y posterior campeón tras un desempate), Bryson DeChambeau, llevaba 14 golpes bajo el par después de las primeras tres rondas . Y Niemann lo sabía.

Por eso no extrañó nada el birdie en un par cuatro en el hoyo 10, poniendo la pelota de manera perfecta en el fairway, primero, y en el green en la segunda jugada, a poco más de cuatro metros del objetivo. El putt no era fácil, pero la bola cayó. Joaco estaba de vuelta en la pelea.

Pero eso duró pocos pasos. Los que separan el green del 10 con el tee del 11. Otra vez el tiro de salida de Niemann se fue a la arena. Los siguiente tiros se pasearon por el fairway, el rough, el fairway otra vez y recién en el sexto tiro la bola pisó el green. Un solo putt anotó allí, pero era poco consuelo para el segundo doble bogey del día.

Las cuentas previas decían que Niemann debía terminar entre los tres primeros, los siete o ser top ten para conseguir diferentes logros, pero el chileno no está para cuentas. Al menos, no para esas: frente a él quedaban siete hoyos y los atacaría para subir lo más posible o caer luchando.

La dureza de los golpes desde los tees lo demostraban y el birdie en el 14 lo reafirmaba, pero la actitud también la reflejaba el bogey en el 15, mal score que repitió en el 17. ¿Todo estaba perdido? La verdad es que no, en el hoyo 18, el segundo mejor para él en el campeonato, se jugaba avanzar una ubicación. El último objetivo, al menos, se cumplió. Con el birdie final Niemann cerraba el campeonato sexto.

 

 

FUENTE: LA TERCERA.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: