Deportes

La Fórmula 1, al rojo vivo en la recta final del mundial

Pese a comenzar segundo, Sebastian Vettel se quedó con el GP de Bélgica, disputado en el mítico y bello circuito de Spa-Francorchamps. En las primeras curvas le arrebató el liderato a Lewis Hamilton y no la soltó más, aprovechándose de la gran potencia de Ferrari en las rectas. El británico no pudo contrarrestar tal poder y terminó segundo, casi a diez segundos del alemán.

El inicio de la carrera, eso sí, fue accidentado. Niko Hulkenberg no pudo frenar antes de la primera curva y chocó por detrás a Fernando Alonso, cuyo bólido pasó por encima de Charles Leclerc. Los tres pilotos tuvieron que retirarse, aunque no solo ellos salieron perjudicados. Ricciardo, quien ya firmó por Renault y competirá por ellos la próxima temporada, fue tocado por Alonso, lo que provocó que el australiano pinchara una de las ruedas traseras de Raikkonen. Ambos también terminaron por abandonar.

A medida que Vettel dominaba la carrera con su poderoso motor y aumentaba la diferencia entre él y hamilton, la emoción —poca durante la carrera— se trasladó a las posiciones posteriores. Verstappen se mantuvo tercero casi en solitario, mientras que Bottas se colocó cuarto tras comenzar desde la 17ª posición. El finlandés se ayudó de su vehículo para superar a los de menor potencia, aunque casi al final de la carrera encontró la resistencia de Pérez, de gran desempeño, y a quien solo pudo superar en la vuelta 40. Aun así, los pilotos de Force India se posicionaron quinto y sexto (Ocon).

Así, Vettel recorta puntos y se redime de los errores cometidos en Alemania. Ahora le espera otro circuito favorable, donde su escudería correrá de local: Monza. Sus extensas largadas, que los pilotos recorren con acelerador a fondo, será den gran provecho para los bólidos de Ferrari.

 

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: