Nacional Pais

La lucha de Bomberos para encontrar nuevas opciones de financiamiento

Equipos que cuestan millones, bajo aporte municipal e inexistentes apoyo de empresas complican la situación económica de la institución que día a día se mantiene luchando para seguir protegiendo a todos los chilenos. 

El pasado 26 de septiembre, en un intento de captar la atención del sector privado y la ciudadanía, el Cuerpo de Bomberos de Rancagua publicó un polémico vídeo en el cual ofrecía espacios publicitarios en sus carros y uniformes a cambio de financiamiento.

“Queremos seguir aportando con nuestra labor, pero la falta de recursos lo hace cada vez más difícil”, declaró en ese momento el Superintendente de la institución, Juan Carlos Field.

Sus palabras eran el primer paso de una estrategia mediática que pretendía conseguir nuevas formas de financiamiento y generaron un enorme debate a nivel país.

Meses más tarde, la situación parecía olvidada. Fueron los últimos acontecimientos, los incendios en disintos puntos del país, los que la sacaron nuevamente a la luz. El financiamiento de Bomberos, la importancia de su labor e incluso su seguridad volvieron a la primera plana.

El dinero no alcanza

Si bien la máxima autoridad de Bomberos destaca el respaldo estatal a la institución, reconoce que no alcanza para todos y en ocasiones permite cubrir sólo “el 50% de los gastos de una compañía”, señaló el Presidente Nacional del Cuerpo de Bomberos de Chile, Miguel Reyes, en referencia a los 36 mil 500 millones de pesos que el Gobierno entregó este año a la institución.

Basta calcular que el monto asignado por el Estado, dividido entre los 35 mil voluntarios de Bomberos, los dejaría con un ingreso anual per cápita de 1 millón de pesos. Con cifras como esa, pagar un sueldo, aunque sea mínimo, a los voluntarios, es impensable.

El valor de ser Bombero 

En materia de equipamiento, los números también son ajustados. Según información que aparece en la página web de Bomberos, cada voluntario al ingresar a la institución debe recibir un uniforme básico para acudir a una emergencia.

Entre el equipo respiración, casco, chaqueta, pantalón, botas y guantes lo que cada compañía debe invertir, por funcionario, es de un millón 560 mil pesos, es decir, con el monto asignado por el Estado no alcanza, ni siquiera, para renovar estos equipos una vez al año.

Los elevados costos de acudir a un llamado de incendio, de los equipos y de los entrenamientos necesarios esta labor dejan en claro que el dinero que se necesita es mucho y de alguna parte debe salir.

El financiamiento del Estado no alcanza y es, precisamente en ese punto, donde se vuelve tan necesario el apoyo de la comunidad.

Bomberos de Chile es la institución más querida en el país y la con mayores índices de confianza. Pese a esto, a menos que nos enfrentemos a panoramas desoladores como el actual, es muy fácil olvidar su labor.

“Nosotros trabajamos por vocación y no queremos que eso cambie. Lo que necesitamos es que las empresas y la gente se acuerden siempre de la institución, no sólo en las emergencias. Bomberos, para seguir funcionando, requiere donaciones constantes y no sólo cuando aparecemos en la prensa o en redes sociales”, explicó el superintendente del Cuerpo de Bomberos de Talcahuano, José Zúñiga.

Desde bajar un gato de un árbol, hasta las grandes emergencias, Bomberos siempre está ahí para todos. Pese a que reconocen el cariño de la gente, recalcan que lo que necesitan ahora son donaciones constantes.

El llamado es a dejar de lado las redes sociales y aportar un poco más.

Fuente: diarioconcepcion.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: