Deportes

La “otra Roja”, que busca clasificar al Mundial Francia 2019

María José Rojas, Carla Guerrero, Christiane Endler son tres estandartes de La Roja femenina. Militan en clubes extranjeros y debutarán este miércoles ante Paraguay por la Copa América, que se disputará en Coquimbo y La Serena. La meta central: clasificar al Mundial Francia 2019.

Ya van años de un largo proceso. La preparación ha incluido un sinfín de amistosos e innumerables conclusiones. El foco es uno. El mayor desafío que han enfrentado como seleccionadas: la Copa América Femenina a disputarse en Chile. Ya no queda nada y tendrán que entrar a la cancha a poner en juego sus sueños. María José Rojas, Carla Guerrero y Christiane Endler son las tres máximas referentes y lo saben. Las tres juegan en el exterior, asumen la responsabilidad de ser locales y los objetivos trazados. La ilusión es alta y la responsabilidad también, pero están tranquilas.

La Copa América Femenina se desarrollará entre el 4 y el 22 de abril en la región de Coquimbo. La competencia es de vital importancia, ya que entrega dos cupos y un repechaje para el Mundial de Francia 2019, dos plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y cuatro lugares para los Panamericanos de Lima 2019. La Roja salió sorteada en el Grupo A, el que está integrado por Colombia, Paraguay, Uruguay y Perú. Un sorteo accesible, pero igualmente difícil.

“Tenemos una mayor responsabilidad como locales. Esto no significa que tengamos una presión extra. Hay que tomar el campeonato con tranquilidad y confiar, porque hemos hecho las cosas bien”, dice Guerrero, defensora central del Independiente Santa Fe colombiano. En la misma línea se muestra la delantera del Orca Kamogawa japonés, María José Rojas: “Nosotras nos venimos preparando mental y físicamente, pero creo que sabemos que es nuestra oportunidad. Llegamos a un nivel de maduración futbolístico mucho mejor del que teníamos hace unos años”.

Los objetivos están claros, pero prefieren ir paso a paso. El primer partido es frente a Paraguay y el más importante, concuerdan en esto. “Los primeros partidos son los principales y claramente si nos hemos entrenado todo este tiempo y preparado de la mejor manera es para clasificar al Mundial, ese es el objetivo principal”, expresa con seguridad Endler, capitana, arquera de la Selección y del Paris Saint Germain. Por su parte, Guerrero aterriza las expectativas: “Obviamente queremos pasar de fase y ser campeonas, pero primero hay que pensar en el partido inicial”.

La base de La Roja se conoce hace 10 años. Han pasado por distintos procesos, entrenadores e incluso varias de ellas han coincidido en clubes. Una de las mayores ventajas de esta Selección es el grupo y se nota en la confianza que se tienen en el trato. “El camarín es muy bueno, nos llevamos todas muy bien, nos conocemos hace mucho tiempo. Hay un gran grupo, súper cohesionado”, cuenta Endler. “El grupo está mejor que nunca, muy unido y compacto. A lo mejor no somos todas amigas, pero estamos muy compenetradas y focalizadas”, complementa Guerrero.

Hay confianza en el proceso y reina la serenidad entre las referentes. Están conscientes de que es el mejor momento del fútbol femenino chileno en la historia. De hecho, 10 jugadoras juegan en el extranjero, un número impensado hace algunas temporadas. La capitana Endler es un ejemplo de este fenómeno. En 2017, la portera fue transferida del Valencia al PSG, transformándose en el primer fichaje pagado de la liga española. Rojas juega en el fútbol internacional desde 2010 (EE.UU, Alemania, Australia y Lituania), mientras que Guerrero partió este año a Colombia, luego de haber dejado pasar más de una oferta (es la jugadora con más títulos nacionales, 14).

Las tres sueñan con la profesionalización del fútbol femenino en Chile y sus experiencias afuera han reafirmado esta postura. “Existe una gran diferencia por el carácter profesional que tienen allá. Afuera el nivel es más alto porque entrenan mucho más, el apoyo es más alto, como te digo, mucho más profesional, pero por los años que llevan”, explica Rojas. Endler abre otra arista: “Claramente la infraestructura que tenemos las selecciones, en general, no es de las mejores a nivel mundial”.

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: