Deportes

La Roja no cierra la herida…… sigue abierta

Sin Bravo en el equipo, la distancia con Vidal no pudo reducirse. El volante del Bayern Múnich suma, además, respaldo en el vestuario.

Además de contribuir al conocimiento de la idea futbolística de Reinaldo Rueda, el nuevo técnico de la Selección, la gira por Europa constituiría la instancia ideal para que el plantel del bicampeón de América limara las asperezas que dejó la eliminación del Mundial de Rusia. Particularmente, la distancia que quedo entre Claudio Bravo y Arturo Vidal luego de que el círculo más íntimo del guardameta revelara los actos de indisciplina del volante del Bayern Múnich.

El recorrido por el Viejo Continente, para enfrentar a Suecia y Dinamarca, dejó buenos resultados (un triunfo y un empate) y una agradable valoración futbolística, que marca matices respecto del proceso que lideró Juan Antonio Pizzi, pero no cerró la gran herida de la Selección. La renuncia anticipada de Claudio Bravo, quien se esforzó por aclarar que había notificado con anterioridad al cuerpo técnico de Rueda que no estaría disponible para esta convocatoria, sólo logró aumentar las dudas. El arquero del Manchester City aclaró, eso sí, al partir de Chile, que su ausencia es transitoria. “Nunca he dicho que no voy más a la Selección”, enfatizó el guardameta al dejar el país para retornar al Manchester City. También abrió la puerta para seguir llevando la jineta de capitán. “Eso lo ve el técnico, los compañeros”, enfatizó. El portero también tendrá que recomponer la relación con la ANFP, a la que criticó duramente.

En Suecia, el capitán fue Alexis Sánchez, casi por defecto. En Dinamarca, quien portó la jineta fue Gary Medel, quien no podía disputar el primer partido por estar suspendido. El Pitbull, segundo capitán en los procesos anteriores, empieza a ganar apoyos. El más categórico, el de Vidal, quien ya lo unge para el honorífico cargo. “Muchas gracias capitán @garymedel_17”, responde el medicampista ante un elogio por su actuación frente a los daneses. Vidal, como en todo el postpartido, apelaba al sarcasmo para dejar claro que la distancia con Bravo se mantiene y que incluso podría generar trincheras en el camarín de la Roja cuando vuelva Bravo. “Si en algún momento lo llaman”, como plantea la estrella del Bayern Múnich, otra vez con expresión socarrona.

 

FUENTE: LA TERCERA.

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: