Política Región

Las claves del holgado triunfo de Chile Vamos en la Región

El triunfo de Chile Vamos en la Región fue total. Ya en la elección del 19 de noviembre el conglomerado habría logrado obtener la mayor representación en el Consejo Regional (Core), con 15 representantes; logró equilibrar la balanza en las parlamentarias (hubo un importante aumento de diputado de RN); y el presidente electo Sebastián Piñera, logró la primera mayoría entre ocho candidatos.

Pero si lo de noviembre fue evidente, lo del domingo pasado, en segunda vuelta, no sólo fue evidente, sino también doloroso para el conglomerado oficialista, tal como lo reconocieron pocos minutos después de la alocución del candidato presidencial, Alejandro Guillier, el mismo día domingo.

El porcentaje obtenido por el candidato de Chile Vamos en la Región del Bío Bío estuvo por sobre el promedio nacional. El presidente electo obtuvo un 58,52%, muy por sobre los 41,48% que obtuvo el senador Guillier. Lo anterior, algo impensado hace unos años, en una región que muchos analistas y dirigentes políticos identifican como un territorio de izquierda.

¿Cual es la razón o las razones por las cuales Chile Vamos obtuvo tal votación en el Bío Bío? Consultado un grupo de militantes y dirigentes del conglomerado de derecha, hubo coincidencia en, al menos, tres puntos: la generosidad de los dirigentes regionales (destacando la labor del UDI, Jorge Fuentes); la uniformidad en el discurso que “bajada” desde Santiago; y el despliegue en terreno de los candidatos al Parlamento y al Core, tanto los que fueron electos como los que quedaron en el camino.

Generosidad

“Jorge Fuentes tuvo un trabajo transversal”, dijo el consejero regional de la UDI, Luis Santibáñez, uno de los que destacó el trabajo del timonel gremialista. De hecho, en opinión de Santibáñez, el también alcalde de Los Álamos tuvo un trabajo coherente tanto en primera como en segunda vuelta.

“Utilizando el lenguaje deportivo, fue un buen preparador físico”, dijo el consejero.

Y, aunque varios de los consultados coincidieron en la apreciación, como la presidenta regional de Evópoli, Francesca Parodi, y el dirigente de RN de Talcahuano y Hualpén, Claudio Etchevers, también compartieron otros hechos que fueron claves.

“En general hubo muy poca mezquindad entre los dirigentes regionales, se dejó mucho espacio para el trabajo en terreno. Actuamos como un solo como bloque, como Chile Vamos”, comentó Parodi.

“Si me preguntan por la clave, yo diría que los equipos de las parlamentarias siguieron trabajando. Yo, al menos, lo vi en la zona con Leonidas (Romero) y Francesca (Muñoz) en el caso de RN. También vi compromiso en Francesca Parodi”, comentó Etchevers.

Agregó que el trabajo de Fuentes fue clave para mantener la paz interna. No obstante, igual destacó, “que la clave fue la coordinación. La agenda era compartida y las instrucciones llegaban desde Santiago para todos los comandos en todo el país”.

Un gran equipo

El consejero regional (core), Emilio Armstrong, dijo que no era bueno adjudicar el triunfo electoral en la región a una sola persona, más cuando existe “un trabajo enorme de muchos años de un gran equipo”.

Aunque comentó que la directiva “que armamos con Jorge Fuentes fue justamente para tener una directiva joven, llena de energía para las elecciones por lo que desde hoy a marzo tenemos tiempo para transformarla y tener un sello para esta nueva etapa… un sello distinto”.

Sin embargo, para Armstrong lo que más influyó “fue la unidad de Chile Vamos. No nos olvidemos que yo viví las divisiones en 2012 (en la elección municipal) y fue muy malo. Hoy estamos unidos y ahí están los resultados”.

De hecho, Etchevers espera que eso se mantenga en el futuro, en alusión, a la oportunidad en que fueron gobierno por primera vez con Sebastián Piñera y fueron invisibilizados por la UDI.

Cabe precisar, que entre los consultados, especialmente de la UDI, se destacó la labor del ex concejal de Concepción, Fernando González, quien estuvo de coordinador el trabajo en terreno de la mayoría de los parlamentarios electos del gremialismo, en particular, Sergio Bobadilla e Iván Norambuena.

También se destacó el trabajo independiente del municipio de Talcahuano, que prácticamente no se cruzó con el resto del comando de Chile Vamos.

Fuente: diarioconcepcion.cl

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: