Educación Nacional Pais

Las claves para entender el Sistema de Admisión Escolar que comenzará a regir mañana en 9 regiones del país

Mañana jueves comienza a regir en otras nueve regiones del país el Sistema de Admisión Escolar, método centralizado que opera desde 2016 en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena, y con el cual se pretende terminar con la selección en los establecimientos que reciben aporte del Estado.

Si bien en primera instancia éste comenzó a funcionar solo en una región, en 2017 se incorporaron cuatro más (Tarapacá, Coquimbo, O’Higgins y Los Lagos) y mañana también lo harán Arica y Parinacota, Antofagasta, Atacama, Valparaíso, Maule, Biobío, Araucanía, Los Ríos y Aysén.

De esta forma, el sistema que busca terminar con las largas filas de apoderados a las afueras de los establecimientos, estará vigente en todo el país, salvo en la región Metropolitana, donde se incorporará a contar de 2019.

Es así como aquellos jóvenes de las mencionadas nueve zonas que deseen entrar por primera vez a la educación escolar o quienes quieran cambiar de establecimiento, podrán postular a través de internet a Pre Kínder, Kínder, 1° Básico, 7° Básico y 1° Medio, ya que a contar del segundo año se incorporarán el resto de los cursos.

Para asegurar la adecuada implementación de esta iniciativa, y que efectivamente los padres no tengan que pasar días y noches haciendo fila por un cupo, desde el Ministerio de Educación, como indica el subsecretario Raúl Figueroa a La Tercera, han puesto los esfuerzos en establecer las condiciones para dar seguridad desde el punto de vista del soporte técnico y en facilitar el acceso de las familias a la postulación en línea.

“El sistema ya está funcionando desde el 30 de agosto en cinco regiones del país y el funcionamiento ha sido óptimo, tanto desde el punto de vista del número de postulaciones, como de la respuesta que ha dado la plataforma”, dice el subsecretario, indicando además que se ha cumplido con la intención de “facilitar el proceso a la familia y entregarles también mecanismo de mejor información”.

Si bien reconoce que en la medida que más regiones se incorporen habrá que hacer algunas mejoras, la experiencia que entregan años anteriores evidencia que “efectivamente los padres quedan en un alto porcentaje en algún establecimiento de su preferencia, y eso por supuesto que es positivo. En la medida que van teniendo mayor conocimiento del funcionamiento del sistema, uno esperaría que en líneas de satisfacción sean mayor”.

“La experiencia ha permitido ir corrigiendo ciertas dificultades. Lo que hicimos este año es hacer la plataforma más amigable para las familias que postulan y entregarles también mayor y mejor información respecto de los establecimientos”, manifiesta Figueroa.

Despejando interrogantes

Sobre las críticas que han rondado esta nueva técnica de admisión, Figueroa descarta cualquier tipo de discriminación. “El sistema se construye sobre la base de un algoritmo matemático que prioriza de la mejor forma la oferta educativa con la demanda de la familia. Todos los postulantes entran en igualdad de condiciones. Aquí lo que es importante es que marquen más de una preferencia, porque con eso amplían sus posibilidades de tener un cupo en un colegio de su agrado. Salvo las preferencias que establece la ley y que son muy específicas, en el resto, todas las familias entran en igualdad de condiciones”, sostuvo.

Se debe considerar, de esta forma, que los únicos alumnos que tiene prioridad son los que tienen hermanos matriculados en el colegio al que postula, estudiantes en condición prioritaria y aquellos que sean hijos de funcionarios.

Se estima que con el ingreso de los estudiantes de estas nueve regiones, se realizarán en todo el sistema 300 mil movimientos. Ninguno de ellos, como es la promesa, quedará fuera de la educación.

“El sistema tiene dos etapas. Si en la primera fase no queda en ningún colegio de su preferencia, se abre un segundo proceso respecto de las vacantes que quedan disponibles.Si incluso en ese caso no queda en uno de los establecimientos, el sistema le ofrece a la familia un cupo en algún establecimiento cercano a su domicilio. Bajo esas normas no habría ninguna familia sin establecimiento”, explicó el subsecretario.

Para aquellas familias que no cuenten con acceso directo a internet, desde la cartera han dispuesto 1.500 puntos de inscripción en las diferentes regiones. Además, aquellos extranjeros que no cuenten con RUT, deberán acudir a una de las Oficina de Ayuda Mineduc, donde se le hará entrega de un número con el que podrá registrarse en la plataforma y realizar la postulación.

Valoración de la iniciativa

Consultado por su opinión respecto de esta normativa aprobada en 2015, el subsecretario se limita a indicar que “nos corresponde implementar un sistema que fue aprobado por el Congreso y en ese sentido lo que nos toca es precisamente hacerlo de la mejor forma posible para asegurar su mejor implementación”.

“Nos hemos preocupado de perfeccionarlo, creemos que efectivamente un sistema como este permite también entregarle mejor información a los padres y desde ese punto de vista creemos que efectivamente tiene aspectos que son positivos”, añade.

En cuanto a posibles modificaciones, Figueroa dice que esperarán a evaluar los resultados de esta implementación, para así ver “si conviene proponer ciertas modificaciones para el año siguiente”.

“Hay que ver primero los resultados de la implementación. Nosotros sí hemos planteado modificaciones, como por ejemplo ampliar a un concepto un poco más amplio de familia, a personas que viven bajo el mismo techo, esto a la hora de establecer las prioridades”, precisa.

 

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: