Nacional Pais

Licitaciones por seis macrozonas por casi US$ 2.000 millones, prepara Salud para la construcción de hospitales

Sobre un grupo de 24 recintos entre Coquimbo y Los Ríos, el gobierno definirá los 17 que se proyecta construir bajo una modalidad de concesión en bloques.

Para elaborarlo se cruzaron tres criterios fundamentales: déficit de camas, demanda asistencial y factibilidad presupuestaria. Así, el Ministerio de Salud ya tiene delimitado el mapa del plan de inversiones que busca impulsar este gobierno, y que se encuentra en las últimas tratativas con Hacienda para ponerlo en marcha.

Según informó el ministro de Salud, Emilio Santelices, se edificarán entre 13 y 17 hospitales vía Asociación Público Privada (APP), una modalidad de concesión limitada, que solo involucra la construcción y la mantención de la infraestructura, dejando fuera servicios clínicos y de apoyo (como alimentación, aseo y lavandería, entre otros).

Los recintos se definirán este mes, a partir de una cartera de 24 proyectos preseleccionados, 20 de ellos medianos y cuatro de alta complejidad, que se emplazan entre Coquimbo y Los Ríos.

La meta de Salud es lograr financiamiento para edificar 17 de estas obras mediante APP e impulsar otras -se evalúa que sean tres y de baja complejidad- con inversión sectorial, recurriendo a los flujos que se han liberado a partir de obras de la administración anterior que muestran retrasos, y recursos adicionales que puedan presupuestarse a contar de 2019.

Así, el plan de inversiones en salud del actual gobierno, que se estima que demandará cerca de US$ 2.000 millones, sería licitado por bloques, a partir de seis macrozonas, proyectadas a 2022 y 2026. Esto, con miras a conseguir una mayor eficiencia y uniformidad, tanto en la construcción como en el mantenimiento de las obras que se levantarán.

De ese monto, el gasto para el Estado sería de $ 120 mil millones anuales.

A partir de los diseños iniciales, se estima que cada bloque de concesiones aportará entre 300 y 400 camas a la red asistencial, con excepción de La Serena y Coquimbo, que tendrían 600 cupos cada uno. Así, las iniciativas involucrarían unas 2.700 camas, de las cuales 1.600 son nuevas e irán a revertir el déficit del país en esta materia.

“Nosotros queremos dar cumplimiento al compromiso del Presidente Piñera de hacer una cirugía mayor a la salud y eso se traduce en poder resolver la enorme brecha que existe, especialmente en camas críticas”, explicó el ministro Santelices, quien enfatizó que se trabaja mancomunadamente con Hacienda para definir prontamente la cartera de obras, la que se expondrá en agosto a los parlamentarios del sector Salud.

Cronograma

De acuerdo al cronograma inicial, el bloque de proyectos en la región de El Maule sería el primero en salir a licitación, hacia fines de este año. Esto, para reponer los hospitales de Cauquenes, Constitución y Parral, que en junio de 2014 estaban en proceso de concesión, pero fueron retirados por la pasada administración, quedando congelados.

Sobre estos establecimientos, además de un compromiso presidencial, pesa otra urgencia: son recintos modulares de emergencia que se instalaron en 2010 para hacer frente a los daños en la infraestructura que causó el terremoto, pero que debían ser reemplazados a corto plazo.

De darse la planificación actual, el Hospital de Constitución podría inaugurarse en este gobierno.

Otros recintos clave y que ya fueron confirmados por Santelices son los hospitales de La Serena y Coquimbo. El edificio regional actual, ubicado en esta última comuna, tiene 1,5 camas por mil habitantes, inferior al promedio nacional de 1,9 y muy por debajo de la media de 4,68 que tienen los países en la Ocde.

Otras dos obras fueron tildadas de “insignes” por Santelices: el Instituto Nacional del Cáncer y un hospital para la zona norte de Santiago, que vendría a apoyar la demanda asistencial que hoy pesa sobre el San José. Para este último recinto, pese a que se exploró la comuna de Quilicura, actualmente se están buscando terrenos entre Tiltil, Colina y Lampa.

Reacciones

Desde la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) afirmaron que el ministro Santelices les dio a conocer hace tres semanas el listado de futuros hospitales. Sobre la distribución de los nuevos edificios, Carlos Piaggio, gerente de infraestructura de la CChC afirmó que “hay un plan interesante en términos de lo que es abarcar las zonas más críticas del país y comenzar la construcción en ellas” y valoró que las nuevas obras sean concesionadas: “Es una buena noticia que se esté retomando el modelo de asociación público-privada”.

Luis Castillo, académico del Instituto Clapes UC, afirmó que “esta cartera de inversión en infraestructura hospitalaria es muy importante, realista y ejecutable con el presupuesto asignado”.

A su vez, Leonardo Daneri, presidente de Copsa, sostuvo que “las licitaciones en bloques ya se han hecho en el país, se hizo con las cárceles, que fueron en tres grandes grupos. Si licitas y construyes varios hospitales a la vez, se genera una economía en los gastos generales de construcción y en la administración. Habría oferentes, sin duda”.

Por su parte, el alcalde de Constitución, Carlos Valenzuela, sostuvo que “la comunidad de Constitución está incrédula, porque se ha anunciado un nuevo hospital desde la cartera del ministro Mañalich. Ahora queremos cosas concretas”. El edil afirmó que la última información que recibió sobre la construcción de un nuevo recinto apuntaba a que a fines de este año deberían comenzar las obras. El terreno ya está comprado.

Cristina Girardi es diputada del distrito número nueve -Zona Metropolitana Norte- donde se construiría un recinto que ayudaría a descongestionar el Hospital San José. A su juicio, si bien este es un paso necesario, también hay otras opciones. “Lo primero que habría que hacer sería devolver el Hospital J.J. Aguirre a la red pública. Eso solucionaría gran parte del problema”, apuntó.

La parlamentaria también fue crítica del modelo de concesiones. “En principio no estoy de acuerdo con ningún tipo de concesión en el caso de hospitales, porque se ha visto que esto encarece mucho la atención. Al final tienes la caja, pero no los recursos para entregar un servicio”. Añadió que, además, todos los contratos de estas concesiones deberían pasar por el Congreso.

Mientras, un nuevo Instituto Nacional del Cáncer es un anhelo de cientos de pacientes que se atienden en el recinto de Profesor Zañartu que la comuna de Independencia tienen hace años. “Esta es la tercera vez que se plantea la posibilidad de renovar el edificio y, al parecer, ahora va más avanzada que en otros gobiernos”, señaló Sergio Becerra, director del servicio.

Becerra afirmó que la actual infraestructura, que data del siglo pasado, no da abasto para la cantidad de pacientes. “El actual edificio no tiene las condiciones para que funcione un hospital moderno. A eso se suma que está dañado por el terremoto de 2010, lo que significó perder cerca de un tercio de la superficie”, relató.

Con todo, el director del servicio afirmó que en conjunto con el Servicio de Salud Metropolitano Norte y el Minsal, han trabajado desde el año pasado en un diseño para el nuevo instituto, que ya está ad portas de ser enviado al Ministerio de Desarrollo Social: “Es un estudio predimensional. Nunca antes se había conseguido pasar a esta etapa, por eso creemos que será más fácil que se proceda a la construcción”.

 

 

FUENTE: LA TERCERA

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: