Pais

Martelli reconoce nexos de su empresa AyN con Fundación Dialoga, vinculada a Bachelet

“Yo colaboraba como persona natural y como empresa, con la Fundación para el trabajo con Sentidos Comunes”, le contestó el geógrafo al fiscal nacional, Sabas Chahuán.

Giorgio Martelli entregó detalles ante el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, de los pagos y roles que ocuparon el ex ministro Rodrigo Peñailillo, María Angélica “Jupi” Álvarez, Patricio Rosende, entre otros, con su empresa Asesorías y Negocios (AyN).

Asimismo, dio cuenta de la forma en que se contactó a grupos económicos para recibir pagos.

En la declaración –que fue transcrita hoy en La Tercera– el geógrafo además respondió a la siguiente pregunta: ¿Qué relación tenia AyN o usted con la Fundación Dialoga?

Yo colaboraba como persona natural y como empresa, con la Fundación para el trabajo con Sentidos Comunes“, contestó el operador político. De esta forma, víncula de forma directa al círculo más cercano a la Presidenta Michelle Bachelet.

Los vínculos

La empresa audiovisual DID fue la encargada de realizar el video que fue presentado en la mañana del 13 de abril de 2013 ante cerca de cinco mil militantes socialistas y del PPD en el Teatro Caupolicán. Se trataba de la proclamación de Michelle Bachelet como candidata para las primarias de la Nueva Mayoría.

Las imágenes que mostraba a Bachelet en Nueva York como directora de ONU Mujeres fue utilizadas posteriormente en la franja televisiva de las primarias.

DID estaba conformada por Marcos Chilet (diseñador), Nicolás Rebolledo (arquitecto) y Michel Zalaquett (publicista).

Este último, junto a Claudio Labrín, viajaron a Nueva York con tickets aéreos pagados por Martelli.

El vínculo entre los directores de la firma con el círculo más cercano a la Presidenta se inició en 2010 a través de la Fundación Dialoga.

Entonces, se crea Sentidos Comunes, que funciona como el brazo juvenil de Dialoga en el proceso de defensa del legado de Bachelet tras su primer periodo presidencial. En la actualidad, la institución tiene como directores a Zalaquett y Rebolledo.

Posteriormente, la ex asesora de Bachelet, María Angélica “Jupi” Álvarez, invitó a DID a ser parte del comando presidencial. Desde ese momento, la empresa asumió como gestora de la difusión digital a través de la página web de todo el material audiovisual y la administración de las comunidades ligadas a la candidatura.

DID siguió los pasos de Bachelet en las primarias, primera y segunda vuelta.

El Servicio Electoral (Servel) registra tres pagos a DID por $ 27 millones, 12 millones y $ 238 mil en la rendición de gastos de campaña.

Posterior a este trabajo Chilet, Labrín y Zalaquett se integraron al gobierno. Dos de ellos siguen hasta hoy en la Secom.

Pagos y roles en tiempos de precampaña

En su declaración ante el Fiscal Nacional, el geógrafo además respondió sobre la relación que tuvo con las empresas del Grupo Angelini. Específicamente, cómo se gestó la idea de contratar los servicios.

Al respecto, Martelli responde: “Al igual que SQM Salar, Jorge Rosenblut me contactó con José Tomás Guzmán y me dijo el monto autorizado para la operación con el Grupo Angelini. Guzmán estableció la distribución del financiamiento entre las empresas del grupo y me indicó los montos de cada empresa de un monto general que se había pactado entre Guzmán y Rosenblut. Yo no me reuní con ellos dos, esto me lo comunicó Rosenblut, la asignación de los montos sería a partir del año 2012”.

Recuerda que se reunió a fines del 2011 con Rosenblut para crear la empresa AyN: “(Él) señaló que iba a intentar conseguir financiamiento para vender los productos generados por la empresa AyN Spa. No estoy seguro si lo dijo en la reunión con Peñailillo, Quinzio y nosotros dos, pudo haberlo hecho en otra conversación entre nosotros dos”.
Aclaró que, de lo anterior, solo Peñailillo estaba en conocimiento.

Luego el fiscal Sabas Chahuán le formula la siguiente pregunta: “¿Lo obtenido como pago por productos que su empresa le vendió a estas empresa del grupo Angelini y a SQM Salar, se destinó sólo al pago de los gastos propios de la empresa y al financiamiento de esta serie de profesionales para que se pudieran dedicar a actividades políticas?”.

El recaudador de fondos de la campaña de la Presidenta Michelle Bachelet entonces contesta: “Si quiero ser preciso no, aunque mayoritariamente sí”.

En ese sentido, explica que algunos gastos se destinaron a otras actividades que no eran del giro de la empresa AyN, “como por ejemplo financiamiento de pasajes aéreos, préstamos, entre otros”.

Más específicamente para comprar los “pasajes aéreos para Rodrigo Peñailillo”, dice, agregando que tal vez “había otras personas”.

“Principalmente eran viajes de Peñailillo y marginalmente de otras personas que efectivamente eran del grupo de personas elegidas por él”, agrega.

“Otros gastos no propios del giro de AyN se encuentra el pago del primer arriendo de una casa que posteriormente, sería ocupada como una de las sedes de la campaña presidencial”, contesta Martelli a Chahuán, reconociendo que el contrato de arriendo con la empresa H. Vogel Cía. Ltda. lo firmó él.

Asegura que fueron Rodrigo Peñailillo y “otras personas” quienes le devolverían los recursos, “en el entendido que posteriormente, me devolverían el valor de los arriendos, con los fondos propios de la campaña u otros recursos. Estábamos todos buscando casa y yo encontré la casa de calle Tegualda y Peñailillo, la aprobó“.

Sin embargo, dijo, nunca se concretó la devolución.

Luego, el operador político detalla que se concretó una transferencia del contrato de arriendo a la empresa SOMAE (Sociedad Marketing Asesorías y Eventos Limitada).

“La empresa SOMAE se constituyó como administradora de campaña presidencial del año 2013”, ahonda. Al tiempo que aclara que se refiere “a la campaña de los candidatos de la Concertación, tanto de las primarias, así como de quien resultara ganador de éstas”.

Luego, Martelli niega que la Presidenta Michelle Bachelet haya estado al tanto del arriendo del inmueble de Tegualda. Señala, además, que la actual Mandataria tampoco tenía conocimiento del giro de la empresa AyN, ni de la existencia de prestación de servicios a la empresa SQM SALAR y de la contratación de los diversos profesionales mencionados contratados a requerimiento de Rodrigo Peñaililo. Ni sabía de la relaciones de su empresa AyN con SOMAE.

“¿Qué relación tuvo AyN con SOAME?”, le pregunta el Fiscal Nacional. Martelli contesta que, según recuerda, hay préstamos de AyN a esta empresa, en varias oportunidades.

“Entre 2012 y 2013, tampoco recuerdo si SOMAE devolvió todos los montos prestados (…) recuerdo que hubo dos o tres préstamos de 10 millones de pesos a SOMAE, pero no recuerdo los montos de las devoluciones”, señala.

“Me lo solicitó SOMAE, sus dos socios, Johnny Heiss y José Luis Sepúlveda y también por Cristián Riquelme, quien en esa época o posteriormente, iba a estar a cargo del gasto en la campaña presidencial. No recuerdo si los préstamos se hicieran en tiempo de campaña presidencial, ya que SOMAE empezó a funcionar antes de la campaña. Hice estos préstamos, además, porque tengo una adhesión política con esta tendencia”, acota.

Chahuán le consulta por la factura electrónica N°32 de fecha 8 de junio de 2013, emitida por la ONG Travesía a la empresa AyN, por la suma $3.999.927, relativa a estudio de realidad sindical enero a mayo 2013 y el comprobante de transferencia electrónica de la cuenta corriente de AyN a la ONG por el monto mencionado y correo electrónico a Patricio Rosende Lynch, en donde este último señala los datos de la cuenta corriente de la ONG.

Él responde: “A lo anterior, puedo indicar que no me acuerdo, yo no lo solicité pero deben haberlo hecho los profesionales que prestaron servicios a la empresa AyN (requeridos por Peñailillo). A Patricio Rosende lo conozco, pero no participó en A y N Spa ni en su gestión. Pero yo ordené que se efectuara el pago del servicio con cargo a la cuenta corriente de AyN”.

“Los informes que puso a disposición de la Fiscalía ¿sabe a quién corresponden?”, insiste el persecutor. Martelli contesta: “Los autores específicamente no los conozco, corresponden a Asesorías y Negocios, me lo entregaron tres personas, Gabriel Sepúlveda, principalmente, Héctor Cucumides y Flavio Candia (…). La relación con el Grupo Angelini, fue más compleja yo me entendí directamente con el señor Guzmán, así como le insistí en varias oportunidades que me firmara los contratos, también le insistí que revisara los informes y los asignara a los intereses de las empresas, lo que no sucedió, con esto esperaba tener un feedback e interactuar con otras personas de la empresa lo que tampoco se produjo. Le entregué en varias oportunidades diversos informes, esperando sus comentarios para poder editarlos, corregirlos, complementarlos e imprimirlos y ponerlos en el estándar de asesorías y negocios, pero eso no fue posible”.

Martelli declara que los pagos por concepto de viajes en Chile y el extranjero, financiados por AyN, a Peñailillo fueron decididos por el ex ministro del Interior.

De igual modo, recuerda que le financió un viaje a Puerto Montt a Harold Correa.

Sobre quién le pidió que pagara estos pasajes, asegura que “los pasajes de Peñailillo, él mismo me pidió que los pagara. Los otros dos pasajes, según recuerdo, me lo solicitó María Angélica Álvarez. Supongo que el motivo del viaje tiene relación al trabajo con la organización juvenil Sentidos Comunes“.

Fuente: El Mostrador

Escribir un comentario

A %d blogueros les gusta esto: